Cataluña: España vence tras la suspensión de la inmunidad separatista

El gobierno español acogió con satisfacción el levantamiento de la inmunidad de tres eurodiputados catalanes por la independencia, incluido el presidente Cales Puigdemont. Para la diplomacia española, esta votación del Parlamento Europeo es un mensaje polifacético que indica sobre todo que los problemas de Cataluña se están resolviendo en España.

Madrid acogió con satisfacción la decisión del Parlamento Europeo de entregar el poder sobre Cataluña, un territorio independentista que intentó separarse en 2017. Desde entonces, el caso ha socavado la diplomacia española y la cuestión de la competencia de las instituciones. Los países europeos en este tema plantearon un problema para España.

El martes, el Parlamento Europeo cedió su responsabilidad en este caso al votar la renuncia a la inmunidad de tres eurodiputados catalanes por la independencia, entre ellos el expresidente de esta región, Carles Puigdemont, justificando la España que pretende extraditarlos.

La medida fue aprobada por 400 funcionarios electos contra 248 y 45 abstenciones luego de que se abriera una votación secreta el lunes por la noche, anunció el Parlamento Europeo.

Para España, esta es una clara victoria porque este levantamiento de la inmunidad significa que el problema debe resolverse en España y sin la intervención de la Unión Europea.

En una nota, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, ha dicho que el voto del Parlamento Europeo “envía un triple mensaje”, uno de los cuales es que “los problemas de Cataluña se solucionan en España, no se pueden solucionar en Europa”.

“Esta es la línea que está siguiendo el Gobierno español, de acercarse a las fuerzas políticas catalanas para encontrar una solución a través del diálogo y la negociación”, añadió, acogiendo con satisfacción la decisión.

READ  Vídeo. "India horrible", dice Argentina a los mexicanos y desata indignación en las redes

Respecto a los otros dos mensajes, el ministro continuó diciendo que un diputado al Parlamento Europeo “no puede usar su estatus para evitar comparecer ante un tribunal nacional”. Finalmente, insistió en “la solidez del Estado de derecho en España”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *