estos bordeleses que exploran lo que el Telescopio James Webb “ve”

Jeremías Leconte.

GUILLAUME BONNAUD/SUDOESTE

Estas preguntas están tan fuera de alcance que la gente de Burdeos está trabajando para responderlas. Y están a la vanguardia, estando entre los investigadores elegidos para beneficiarse principalmente de los resultados del Telescopio Espacial James Webb (JWST), lanzado a fines de 2021. Con, ya, resultados.

sobre el mismo tema

Jeremías Leconte.
Jeremías Leconte.

GUILLAUME BONNAUD/SUDOESTE

Estas preguntas están tan fuera de alcance que la gente de Burdeos está trabajando para responderlas. Y están a la vanguardia, estando entre los investigadores elegidos para beneficiarse principalmente de los resultados del Telescopio Espacial James Webb (JWST), lanzado a fines de 2021. Con, ya, resultados.

jeremy leconte trabaja en Laboratorio de Astrofísica de Burdeosuna unidad mixta CNRS-Universidad de Burdeos. Él es parte de un consorcio global de 300 científicos de exoplanetas seleccionados para realizar la primera de las observaciones de JWST bajo el programa Early Release Science (ERS).

¿Por qué este honor? «No ‘vemos’ el exoplaneta en sí: solo que la luz de su estrella se atenúa cuando pasa frente a él», explica el investigador de 37 años. “Y cuando pasa frente a ella, su atmósfera, dependiendo de las moléculas que contenga, bloquea tal o cual longitud de onda de la luz emitida por la estrella. »

para codos, es en el infrarrojo donde encontramos esta “firma”. “En comparación con Hubble, es precisamente en estas bandas espectrales donde el JWST prometió avances. Por lo tanto, nuestro pedido permitió verificar que el telescopio estaba autorizado para hacer aquello para lo que había sido diseñado. Y desde la primera observación vimos una señal enorme en WASP-39b, en la constelación de Virgo, donde esperábamos encontrarla. »

Los resultados cayeron el 12 de julio. El consorcio de científicos trabajó para «reducir» estos datos cada uno por su cuenta y es rápidamente encontrado resultados consistentes. que fue objeto deuna publicación en “Nature” el 2 de septiembre.

“Enfocamos nuestra comunicación en la presencia de COdos, lo que esperábamos. Pero, paradójicamente, estamos más entusiasmados con la presencia de otra molécula que no necesariamente se predijo: el dióxido de azufre (SOdos). Sí, huele a huevos podridos en el WASP-39. “Pero no vamos a llegar allí: son varios miles de grados. Por otro lado, este descubrimiento nos permite ver por primera vez fenómenos fotoquímicos en acción: SOdos forma en WASP-39b el equivalente de la capa de ozono en la Tierra, donde los fotones descomponen las moléculas de oxígeno (Odos) de nuestra atmósfera, que se recombinan en ozono (03). »

Como en la Tierra… Pero ningún avión en el cometa. Los exoplanetas son conocidos por el público en general porque son los que tienen más probabilidades de albergar vida, si es que existe en otro lugar. “Pero eso no es lo que me motiva”, corta Jérémy Leconte: “queriendo demasiado encontrar vida, corremos el riesgo de ver bacterias por todas partes”.

Joëlle Mascetti, investigadora que utiliza imágenes del Telescopio James Webb en su laboratorio del ISM - UMR 5255 CNRS - Universidad de Burdeos.
Joëlle Mascetti, investigadora que utiliza imágenes del Telescopio James Webb en su laboratorio del ISM – UMR 5255 CNRS – Universidad de Burdeos.

Claude Petit/SUDOESTE

También encontramos los comienzos de la vida lejos de los planetas. Esta es la parte de Joelle Mascetti, que también se beneficia del programa ERS. Podrías conocerla en el lado de química del campus, enInstituto de Ciencias Molecularesotra unidad conjunta UB-CNRS.

“No creas que es como la química orgánica, con bancos, globos y cosas que burbujean”, advierte el sexagenario. Repleto de cables y tubos, el laboratorio del Grupo de Espectroscopia Molecular parece la guarida de un inventor loco. “Aquí tratamos de reproducir las condiciones que prevalecen en el espacio interestelar: vacío ultraalto y 10° Kelvin (-263,15°C). »

El «vacío» espacial no es tan vacío. Cuando las estrellas mueren y explotan, expulsan todos los átomos que produjeron por la reacción nuclear. La astroquímica estudia cómo se recombinan “a baja energía” en estas nubes de polvo que son las nebulosas.

Las imágenes de la Nebulosa de Orión tomadas por JWST se han visto en todo el mundo.  También revelaron la presencia de las llamadas moléculas PAH,
Las imágenes de la Nebulosa de Orión tomadas por JWST se han visto en todo el mundo. También revelaron la presencia de las llamadas moléculas PAH, «bloques de construcción de la vida».

Equipo NASA, ESA, CSA, PDRs4All ERS

En su laboratorio, Joëlle Mascetti simula estas reacciones y las analiza mediante espectroscopia infrarroja: «En el hielo interestelar, podemos observar la formación de moléculas complejas que son los primeros ladrillos de la vida», continúa la investigadora. “Entre estos, estoy interesado en los hidrocarburos aromáticos policíclicos, cuyas primeras observaciones del JWST destacaron precisamente su presencia en la Nebulosa de Orión gracias a su firma infrarroja. »

READ  Cómo encontrar vida en Venus | Ciencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *