Interacciones ciencia-política: enorme potencial para transformar los sistemas alimentarios

Los sistemas alimentarios en el centro de problemas colosales. Para el 2050, el planeta tendrá cerca de 10 mil millones de hombres y mujeres. Alimentar a todos sin agravar la pobreza, acelerar la deforestación y aumentar nuestras emisiones será imposible sin iniciar cambios importantes en nuestros sistemas alimentarios ahora.

Interfaces ciencia-política, un potente motor para transformar nuestros sistemas alimentarios

La evolución de los sistemas alimentarios depende de las decisiones y prácticas de una amplia gama de actores, portadores de sus propios intereses, visiones de futuro y estrategias divergentes, vinculadas por relaciones de poder desequilibradas. Las interfaces ciencia-política juegan un papel decisivo en esta compleja interacción de relaciones. Fortalecer estas interfaces y hacerlas más activas, ambiciosas y productivas puede ser un motor poderoso para transformar los sistemas alimentarios. Los cambios de actitud son fundamentales para fomentar el diálogo entre científicos, políticos y sociedad civil. Además de su papel como proveedores de alerta y conocimiento, los científicos deben invertir para influir mejor en el futuro de su investigación y hacerla accesible. Mientras que los políticos deben hacer un mejor uso del conocimiento científico en su toma de decisiones.

“Business as Unusual” para reinventar los sistemas alimentarios

Las interfaces ciencia-política adoptan muchas formas. Para garantizar la coherencia en la transformación de los sistemas alimentarios, estas interfaces deben fortalecerse, pero también conectarse y articularse. La creación de nuevas interfaces no es necesariamente la solución adecuada.
El “Negocio como inusual” propuesto aquí gira en torno a cuatro pilares:

  • producir conocimientos prácticos, datos, herramientas para desarrollar compromisos, superar obstáculos al cambio, en particular conflictos de intereses, asimetrías de poder y el peso de los hábitos, gestionar riesgos e incertidumbres;
  • articular modelos, conocimientos e innovaciones locales para diseñar, implementar y evaluar formas de transformar los sistemas alimentarios: esto requiere mecanismos, diálogo y métodos específicos, en particular científicos;
  • conectar e integrar el conocimiento para enfrentar desafíos multisectoriales y multiescala es necesario para abordar los desafíos relacionados con el medio ambiente, el clima y la alimentación;
  • fortalecer la cooperación científica a través de alianzas y programas ambiciosos dirigidos a los principales desafíos.
READ  "La Nurée", una peligrosa mezcla de ciencia ficción francesa y cine de autor

Sin interfaces ciencia-política, sin transformación

Existe una necesidad urgente de construir sistemas e impulsores de salud nuevos, más sostenibles y más equitativos para todos. Las comunidades científicas están dispuestas a participar. Los formuladores de políticas están ansiosos por hacer un mejor uso de la ciencia para informar decisiones y políticas. La pandemia de Covid-19 demostró que es posible aprovechar las interfaces ágiles ciencia-política. La prioridad hoy es implementar mecanismos que articulen mejor la ciencia y la política, fortaleciendo los diálogos deliberativos. Hay algo sobre lo que ser optimista: hay ejemplos de este tipo de interfaz.

Este es el momento de aprender de ejemplos familiares, de valorarlos y conectarlos para expandir su impacto e innovar para construir el futuro que queremos. Las interfaces ciencia-política jugarán un papel decisivo si ayudan a articular visiones divergentes, a trascender la polarización de los debates y su fragmentación sectorial, si ayudan a anticipar el futuro y a articular acciones y procesos globales y locales.

A solicitud del comité científico del UNFSS, estas recomendaciones también sirvieron de base para la preparación de un informe (en inglés) sobre interfaces científico-políticas: ¿Cómo pueden las interfaces ciencia-política impulsar la transformación del sistema alimentario? Este documento fue escrito por CIRAD, el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (Ifpri) y el Think tank Convene.

Unir ciencia y política para acelerar la transformación de los sistemas alimentarios

Unir ciencia y política para acelerar la transformación de los sistemas alimentarios

El evento reunió a más de 600 personas de 60 países el 4 de febrero de 2021. Rico en numerosas presentaciones e interacciones entre los actores de las políticas públicas, la sociedad civil, el sector privado y el mundo científico, abordó el tema de las interfaces ciencia-política como impulsores cambios esperados en los sistemas alimentarios del mundo.
Comité Organizador del Evento: P. Caron, E. Hainzelin, A. Harding, R. Echeverría, M. Broin, M. Enriquez, C. Anderson.
Más información sobre el evento

READ  "Todo mi equipo está formado por periodistas científicos y experimentados"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *