la cuenta no se detiene; Biden avanza

Washington.- La larga agonía tras las elecciones en Estados Unidos. Mientras el presidente Donald Trump ayer insistió en que hubo fraude y su equipo de campaña planteó una serie de demandas para evitar el escrutinio de votos, infructuosos hasta el momento, el candidato Joe Biden Se mostró confiado, pidió calma y dijo que él y el senador Kamala Harris serán “los ganadores”.

Con la disputa cada vez más feroz en los estados ausentes, la campaña de Trump pidió a un tribunal federal que dejara de contar todos los votos en Pensilvania y obtuvo una pequeña victoria cuando otro tribunal ordenó votaciones separadas en ese estado.

La nueva denuncia de Trump, la séptima que ha presentado hasta ahora en estados clave en las elecciones, está relacionada con otra que presentó el miércoles para que sus observadores de campaña monitoreen más de cerca el recuento de votos en la organización. .

Un tribunal estatal de Pensilvania Coincidió con el mandatario y pidió que estos observadores puedan acercarse a las mesas donde se realiza el conteo, pero la campaña de Trump denunció horas después que no se les garantizó el acceso. Con este argumento, la campaña del presidente pidió a un tribunal federal estatal que emitiera una orden de emergencia para evitar “cualquier papeleta” en ese estado, siempre y cuando no hubiera presentes observadores del personal.

Lea también: Elecciones estadounidenses. Estados (y votos) aún por definir en la carrera de Trump – Biden

En el Filadelfia, un juez dictaminó que la campaña de Trump y Biden tiene derecho a 60 observadores cada una, donde los votos se cuentan en esa ciudad. La campaña de Trump también ha presentado demandas para impugnar el escrutinio en otros tres estados importantes, Nevada, Michigan y Georgia, aunque en los dos últimos territorios los tribunales han desestimado sus quejas; mientras tanto en Wisconsin, el equipo del presidente solicitó un recuento de votos.

READ  Donald Trump anuncia demanda contra Facebook, Twitter, Google y sus líderes

De momento, sin quejas, logró dejar de contar en los estados. Ni siquiera en Pensilvania, donde uno tenía el potencial de afectar el conteo: aunque un juez estatal ordenó a los condados separar algunas boletas de los ciudadanos que votaron por primera vez y no proporcionaron la identificación necesaria, no fueron descartadas.

Que se cuenten todos los votos es fundamental, en un momento en que en varios estados la diferencia con Biden es de unos pocos miles de votos. Como en Georgia, donde Trump vence a Biden por solo 1.800 votos, según el informe de los medios de comunicación de EE. UU. a las 11 pm Un cambio a favor de Biden fue más de lo esperado. Sin embargo, dada la más mínima diferencia, habría un recuento, por lo que es poco probable que Biden sea declarado ganador todavía.


Los partidarios del presidente Donald Trump protestaron ayer y exigieron transparencia electoral en Miami, Florida. Foto: CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH. EFE

Otro estado importante, Nevada, con seis votos electorales, se necesitará hasta al menos el fin de semana para contar la mayoría de los votos aún no contados. Secretario de Estado de Nevada, Barbara Cegavske, informó ayer que hay alrededor de 190.150 votos por contar en el estado, de los cuales el 90% se concentra en el condado de Clark, donde se encuentra Las Vegas y con tendencia democrática.

Unas horas antes, en una conferencia de prensa, el oficial de conteo en el condado de Clark, Joe GloriaDijo que esperaba que la mayoría de los votos se emitieran “el sábado o el domingo” y que el viernes anunciaría los 51.000 votos.

READ  Quiero hacer grande a USA y AMLO a México, dice Trump a EL UNIVERSAL

Lea también: Biden gana en Michigan y tiene 6 votos para ganar la presidencia de Estados Unidos

De acuerdo con Associated Press, A Biden le faltan seis votos para llegar a los 270 votantes que necesita para ganar la presidencia. La agencia declaró a Arizona un estado derrotado por los demócratas, que tiene 264 votos electorales. Pensilvania, con 20 votantes y donde Trump también lidera al menos, es otro estado definitorio. Si Biden logra revertir, incluso perdiendo Arizona (con 11 votos electorales) ya tendría el número mágico de 270.

Biden pidió calma, insistiendo en que “deben contarse todas las papeletas”.

“Seguimos sintiéndonos muy bien con el avance de las cosas y no tenemos ninguna duda de que cuando termine la votación, el Senador [Kamala] Harris y yo seremos los ganadores ”, predijo.

El exvicepresidente marcó así un contraste con la actitud de su rival, el presidente Donald Trump, quien ayer insistió, sin aportar pruebas, en que la “máquina corrupta” de los demócratas quiere robar las elecciones con un fraude masivo.

El mandatario aseguró que, por ello, “prevé numerosas disputas”. “Gané fácilmente si se cuentan los votos legales”, dijo, sin apoyo, pero “si se cuentan los votos ilegales, pueden robar la elección”.

Algunas de las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, incluidas MSNBC, NBC News y ABC News, así como Univision, cortaron su mensaje. Brian Williams de MSNBC dijo que la decisión de cortar el mensaje se debe a que “no se basa en la realidad y, en este momento, donde está nuestro país, es peligroso”. Incluso Fox News, similar a Trump, advirtió que el presidente tendrá que probar sus palabras con pruebas.

READ  Aumento del océano limitado con un calentamiento global de 1,5 ° C, según un estudio

Lea también: Trump vs. Biden. ¿Cómo fue la elección de 1876 en Estados Unidos, una de las más controvertidas y disputadas?

La corresponsal de CNN, Nancy Cordes, señaló, en relación con el argumento de Trump de que estaba ganando el conteo y de repente se volvieron patas arriba, que “no hubo milagro. Todos los analistas decían, desde antes de las elecciones, que esto iba a pasar, porque primero se contaban los votos cara a cara, y eso daría la impresión de que el presidente iba por delante, hasta que se contaran los votos por correo ”, donde pronosticó una ventaja. para Biden.

Los republicanos deseleccionan

Algunos republicanos también se han distanciado de las declaraciones del presidente. Marco RubioEl senador de Florida, que habló recientemente en un evento de campaña de Trump, tuiteó, sin mencionar directamente a Trump, que si algún candidato cree “que un estado viola las leyes electorales, tiene derecho a impugnar en los tribunales y presentar pruebas. para respaldar sus afirmaciones. “

Rubio había declarado horas antes que “tomarse días para contar los votos emitidos legalmente no es un fraude”.

Desde su jubilación, el exsenador republicano Jeff Flake, para Arizona, fue mucho más directo: “Ningún republicano debería estar de acuerdo con las declaraciones del presidente en este momento. Inaceptable. Puntuación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *