La isla se abre al sector privado para impulsar su economía

Una calle de La Habana, 9 de enero de 2020.- Ernesto Mastrascusa / EFE / SIPA

La página de la revolución socialista liderada por Fidel Castro en 1959, que condujo a una ola de nacionalizaciones y control estatal sobre toda la economía, está cambiando. Cuba anunció el sábado que ahora se permitiría la actividad privada en la mayoría de los sectores.

La medida, difundida en agosto pasado por la ministra de Trabajo, Marta Elena Feito, fue aprobada el viernes en el Consejo de Ministros, según el diario oficial. Granma, del gobernante Partido Comunista. “Este es un paso enorme e histórico”, comentó en Facebook Oniel Díaz, empresario y jefe de la consultora Auge, que asesora a una cincuentena de empresarios privados cubanos.

Fusión en 2014 con Estados Unidos

La apertura al sector privado se inició en la década de 1990, antes de ser plenamente autorizada en 2010, aunque su verdadero auge se remonta a la histórica guerra entre Cuba y Estados Unidos que se inició a fines de 2014 bajo Barack Obama. Pero se limitó a una lista de actividades establecida por el estado. “La lista anterior de 127 actividades [autorisées] se elimina ”, dijo el ministro de Trabajo. A partir de ahora, los sectores reservados al Estado serán solo una minoría: “de las más de 2.000 actividades en las que se permite el trabajo privado (…), solo 124 serán limitadas, parcial o totalmente”. , Ella explicó. Sin embargo, sectores estratégicos como la prensa, la salud y la defensa deben permanecer cerrados a la actividad privada.

“Que la obra privada siga evolucionando, es el objetivo de esta reforma de mejora” del sector, aseguró el ministro. La reforma es “un paso importante para incrementar el empleo”, agregó el ministro de Economía, Alejandro Gil. Va “en la misma dirección que la unificación monetaria”, que entró en vigor a principios de enero. Estas dos reformas apuntan a reactivar la economía: cayó un 11% en 2020 debido a la pandemia de coronavirus, que privó a Cuba de preciosas monedas turísticas.

Incertidumbre para las PYMES

Más de 600.000 cubanos trabajan en el sector privado, o el 14,5% de la población activa, en esta isla de 11,2 millones de habitantes. Se utilizan principalmente en gastronomía, transporte (taxis) y alquiler de habitaciones para turistas.

El gobierno también anunció la creación de una ventanilla única para solicitar una licencia en el sector privado. Pero hay una demanda pendiente: la posibilidad de crear pequeñas y medianas empresas. En Twitter, el economista Pedro Monreal cuestiona si esta reforma “será la primera” antes de la aprobación de las pymes, que el gobierno estudia desde 2016.

READ  Colombia.- Se aplazó la audiencia contra los policías involucrados en la muerte de Ordóñez por negarse a declarar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *