¿La leche de almendras es más ecológica? Si y no | Ciencia | Noticias El sol

meLas bebidas vegetales se producen a partir de granos, nueces o frutas procesadas de diversas formas, incluso por remojo o descomposición. El término “leche” se utiliza a veces para designarlos, pero de manera errónea, ya que debería reservarse para los productos de origen animal. Al menos en Canadá, de acuerdo con el Código Nacional de Productos Lácteos y las Regulaciones de Alimentos y Medicamentos.

¿Menos gases de efecto invernadero por litro? Verdadero

Los estudios demuestran que las bebidas vegetales utilizadas como sucedáneos de la leche son más respetuosas con el medio ambiente que la leche animal.

El potencial de calentamiento global, medido en kilogramos de dióxido de carbono equivalente por litro de leche, para la leche de vaca varía entre 1,14 en Australia y Nueva Zelanda y 2,50 en África, según una revisión sistemática publicada en 2017 en Revista de producción más limpia. Es 1,16 en América del Norte. En comparación, el potencial de calentamiento global de las bebidas de almendras es, en promedio, de solo 0,42 y el de las bebidas de soja, 0,75 a nivel mundial.

Uno de los criterios detrás de este cálculo es el uso de la tierra. Las leches de almendra y soja requieren menos tierra que la leche de vaca: 0,5 y 0,7 metros cuadrados por año por litro consumido para las almendras y la soja, frente a los 8,9 metros cuadrados por año para la leche de vaca.

Además del hecho de que los almendros requieren menos tierra para crecer que otros cultivos, absorben carbono y, al final de su vida, producen biomasa leñosa útil.

READ  El castigo corporal genera niños más agresivos, advierte psicóloga de la UNAM

¿Menos agua por litro? Depende

El consumo de agua también es menor para la bebida de almendras que para la leche de vaca, es decir, 371 litros por cada litro producido frente a 628 para la leche de vaca. Sin embargo, a la bebida de soya le va mucho mejor, ya que solo requiere 28 litros de agua por litro producido, según investigadores de la Universidad de Oxford. En 2018, calcularon la cantidad de agua dulce utilizada en cada etapa de producción de las distintas bebidas vegetales (excluida la cocción), desde el procesamiento hasta el transporte.

Sin embargo, los resultados de este estudio deben ser matizados, ya que se basan en datos internacionales. Sin embargo, las condiciones geográficas y los métodos de cultivo de almendras y otras plantas, así como las condiciones de producción de leche, varían de una región del mundo a otra.

En California, que suministra el 80% de las almendras que se cultivan en el planeta, los almendros se riegan con agua subterránea y, en algunos casos, con agua de acueductos estatales en lugar de lluvia. Sin embargo, las sequías han golpeado a California regularmente en los últimos años: considerando que la producción de 16 almendras (que apenas pueden producir un litro de bebida de almendras al 2%) en ese estado requiere alrededor de 15,3 galones de agua (58 litros), según New York Times cálculos, este enfoque es fuertemente denunciado. Y dado que California produce más de dos mil millones de almendras anualmente, la cantidad de agua desviada a su cultivo es lo suficientemente grande como para hacer sonar la alarma.

READ  Ciencias. Un plan cuántico para Francia, ¿para qué?

Los críticos del uso de la leche de almendras como alternativa a la leche de vaca también creen que sus beneficios nutricionales (ver nuestro otro texto) no son suficientes para justificar la cantidad de agua necesaria para el cultivo de almendras.

A pesar de estas consideraciones, la producción de leche de vaca sigue siendo más dañina para el medio ambiente, tanto en términos de necesidades de agua como de emisiones de gases de efecto invernadero.

Abejas y pesticidas

Además del problema del consumo de agua por los almendros, existe una importante mortalidad de abejas utilizadas para su polinización cruzada.

Se ha hablado mucho en los últimos años sobre la disminución de algunas poblaciones de abejas. Por ejemplo, un estudio entre apicultores en los Estados Unidos estimó el número de abejas muertas durante el invierno de 2018-2019 en casi 50 mil millones, o un tercio de la población de abejas “comerciales” en este país. Sin embargo, esta alta mortalidad se debe en parte a la exposición de las abejas a pesticidas, además de enfermedades, parásitos y pérdida de hábitat natural. Pesticide Action Network, el programa de datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, encontró residuos de nueve pesticidas diferentes en las almendras, cinco de los cuales son tóxicos para las abejas.

En comparación, la soja no necesita insectos polinizadores para reproducirse.

Veredicto

La producción de leche vegetal genera menos gases de efecto invernadero que la leche de vaca. Por otro lado, el cultivo de la almendra requiere el desvío de grandes cantidades de agua, especialmente en regiones afectadas por la sequía: las bebidas elaboradas con ella no pueden, por tanto, considerarse totalmente ecológicas.

READ  ¿Cuándo se formó el Sistema Solar? Fecha encontrada por científicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *