La OCDE prevé una recuperación «muy desigual» de la economía mundial

Crecimiento global ligeramente más débil de lo esperado, con una «recuperación muy desigual» según la respuesta de los países a la pandemia: este es el panorama esbozado el martes por la OCDE, particularmente optimista para la economía de la eurozona. «El crecimiento económico se ha acelerado este año, gracias al fuerte apoyo del gobierno, el despliegue de vacunas eficaces y la reanudación de muchas actividades económicas», escribe la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en su pronóstico de crecimiento provisional publicado. Sin embargo, la recuperación es «muy desigual, con resultados singularmente diferentes según los países». En el exterior, la economía podría crecer un 5,7% este año, proyecta la OCDE, 0,1 puntos menos que las proyecciones anteriores para mayo. Para 2022, en cambio, la actividad debería ser un poco más robusta y permitir que el crecimiento global aumente un 4,5%, o 0,1 puntos más que en la primavera. Después de una recesión histórica en 2020 que vio la economía mundial contraerse en un 3,5%, «el PIB mundial es ahora más alto que su nivel antes de la pandemia», continúa la OCDE. Pero «lo que nos preocupa es que muchos países emergentes, con la excepción de China, todavía están muy por detrás de los países más avanzados en términos de programas de vacunación» contra el Covid-19, dijo el economista jefe de la OCDE, Laurence Boone, durante una conferencia de prensa el martes. «La situación es aún peor en los países de bajos ingresos», continuó, y agregó que «como todos sabemos, no vacunar al planeta nos pone en riesgo». El tema de la inercia global frente al despliegue de vacunas fue planteado recientemente por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y dijo el 10 de septiembre que «la epidemia de Covid-19 es una llamada de atención y seguimos durmiendo». El funcionario criticó en particular la incapacidad de los países productores de vacunas para acordar duplicar la producción y lograr vacunar a alrededor del 70% de la población mundial para el primer semestre de 2022. Ya muy inmune, la eurozona podría beneficiarse de un crecimiento del 5, 3% este año, según la OCDE. Y sería del 4,6% el año que viene (+0,2 puntos). Francia vería aumentar su crecimiento hasta el 6,3% (+0,5 puntos) este año y el 4% el próximo (sin cambios). El proyecto de presupuesto del gobierno para 2020, cuyo esquema se dará a conocer el miércoles, prevé un crecimiento del 6% este año y del 4% el próximo, una de las recuperaciones económicas más sólidas de la zona del euro tras una de las recesiones más masivas de Europa (- 8% en 2020). Según la OCDE, Italia registraría un 5,9% (+1,4 puntos) en 2021, mientras que Alemania vería reducida su actividad en 0,4 puntos respecto a las proyecciones de mayo, hasta el 2,9%. La OCDE, por otro lado, predice cifras ligeramente peores para Estados Unidos, en un escenario de resurgimiento de la contaminación de la variante Delta en el segundo trimestre, con un crecimiento ahora de solo 6% este año. Como motor de la economía mundial, China ve sin cambios sus perspectivas para 2021, en un 8,5%, y para 2022, en un 5,8%. En cualquier caso, «el fuerte apoyo de las políticas macroeconómicas y el acomodo de las condiciones financieras deberían seguir sustentando la demanda de los países avanzados», dice la OCDE, citando también la llegada del plan de estímulo europeo y el plan de infraestructura estadounidense. Por otro lado, «algunos países tienen un margen de maniobra limitado para brindar un amplio apoyo a la actividad, en particular aquellos donde las presiones inflacionarias ya están aumentando y donde se han elevado las tasas de interés», como en varios bancos. Centrales en países emergentes, incluidos Brasil, Rusia y México. En cuanto a la inflación, «pensamos que es un fenómeno temporal», dijo el secretario general de la organización, Mathias Cormann. La OCDE, sin embargo, dice que monitorea un traspaso potencial de los aumentos de precios a aumentos salariales rápidos y generalizados, «una espiral que no queremos que se materialice», dijo Laurence Boone. «No creemos que estemos allí ahora».

READ  Vant Bèf Info - Noticias de Haití

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.