Lokomotiv Moscú y Atlético de Madrid empatan con Herrera en el campo

O Atletico Madrid hoy no paso la eliminatoria en su contra Lokomotiv Moscú (1-1) en un partido en el que el equipo colchonero tuvo suficientes oportunidades para marcar goles, sobre todo en la segunda parte, que fue un auténtico asedio.

Giménez marcó primero, pero los rusos empataron poco después de un penalti tras una mano innecesaria de Herrera y revisado por el árbitro con el VAR. El conjunto de Diego Pablo Simeone Mejoró mucho con la entrada de Koke tras el descanso.

La estrella del Atlético João Félix se adelantó en la segunda parte, pero el portero local salvó a su equipo con varias paradas valiosas. Rompió la racha ganadora de cuatro partidos en la capital rusa.

Luis Suárez no respondió. El uruguayo lo intentó sin mucho éxito y extendió su racha perdedora sin marcar en la primera mitad de la Champions.

La principal novedad en el equipo colchonero fue el regreso de los once jugadores tras cinco partidos de ausencia por la lesión de Saúl, que sustituyó al capitán Koke.
Suárez volvió a la cima del ataque tras un partido de descanso y estuvo acompañado por João Félix, que ya había sido el mejor de su equipo hace un año en este mismo estadio.

Los rusos repitieron el mismo once que puso en peligro al Bayern de Múnich hace una semana con Smolov, que jugó en el Celta cedido el mes pasado, y Zé Luís, recién fichado procedente del Oporto, como jugadores más avanzados.

El Atlético tomó la iniciativa desde el pitido inicial. Los rusos se sintieron cómodos con el contraataque.

READ  “Si alguien logró rematar los neumáticos fue el checo”: tensión en Racing Point por la decisión que le costó al mexicano el podio

La única aproximación peligrosa en los primeros minutos la hizo João Félix, que no supo aprovechar un buen centro de la izquierda de Lodi en el corazón del área. Fue el único error de los rusos, que cerraron muy bien las dos bandas.

Los siguientes minutos fueron impresionantes. Primero, Saúl intentó desde fuera del área y Guilherme desvió con la punta de los dedos a córner.

Giménez despejó las dudas iniciales con un gol de un delantero centro. Decidió quedarse en las cercanías del área luego de un tiro de esquina, el mexicano Herrera lo vio en el palo cercano y colocó un centro medido que terminó imposibilitando que el arquero local se estirara. (mínimo 18)

Fue un espejismo porque, poco después, Herrera cometió un penalti al tocar el balón con el brazo derecho a un centro de la derecha en una acción en la que el balón le pegó en esa zona del rebote. El árbitro recurrió al VAR, se dirigió a la banda para revisar la jugada y marcó los once metros, pero no sin avisar a Luis Suárez. Miranchuk traicionó a Oblak y comenzó de nuevo (1-1). (mínimo 25)

El delantero visitante apenas entró en juego. Correa fue el único que logró molestar a Guilherme a la media hora con una patada en el travesaño tras un buen pase de Suárez.

Trippier hizo varios buenos centros desde la derecha, pero el uruguayo solo logró rematar uno de ellos a los 40. Su media patada de voleibol fue alta.
La fiesta estaba abierta. La mala noticia para Simeone es que los rusos comenzaban a creer que podían sacar algo positivo.

READ  Puebla vs León (1-2): La Fiera sigue intratable en lo alto de la tabla

Tras el descanso, el técnico argentino volvió a su horario original con Koke Resurrección en el centro.
João Félix despertó con varios cortes en la entrada del área y un disparo central que Suárez no pudo disparar en el palo contrario. El astro del Atlético iba al partido.

El as portugués marcó el segundo gol en los tacos a los 58. Recibió el balón de Lodi, armó la pierna y dio una magnífica patada desde la chistera que obligó a Guilherme a detener la noche.

El asedio había comenzado. El portero local volvió a salvar a su equipo cuando remató de cabeza a córner del portugués. Luego, un Koke omnipresente también remató la cruz con la cabeza.

A mitad de la segunda parte, parecía que los españoles se habían quedado sin combustible. Para colmo, el revulsivo jugador Vitolo se lesionó poco después de saltar al campo.

De hecho, en uno de los pocos contraataques rusos en la segunda parte, Zé Luís aguantó los reveses de Giménez y estuvo a punto de sorprender a Oblak.
El resto del juego fue un ejercicio de impotencia del visitante. Los alumnos de Simeone lo intentaron con una pieza y una bola muerta. Desafortunado.

Suárez estuvo a punto de consumar lo heroico en el descuento tras un buen pase de Félix, pero una vez más Guilherme se adelantó. Al uruguayo le faltó velocidad, como lo hizo toda la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *