Los investigadores pudieron medir la gravedad usando una ‘fuente atómica’

El objetivo de los investigadores no era cuestionar la famosa teoría de la relatividad general de Albert Einstein. Todos aprendemos en la escuela y aun así nos beneficiamos de las diversas aplicaciones que vienen con ella. Vale la pena recordar que, en principio, el científico se basó en la noción de espacio-tiempo para establecer una conexión entre la masa, la energía y la velocidad de la luz en el vacío. Según este concepto, la gravedad no debe considerarse como una fuerza que actúa a distancia. Por el contrario, constituye un característica geométrica del espacio-tiempo.

Recientemente, los investigadores han intentado medir la gravedad de otra forma, teniendo en cuenta los posibles impactos de la dilatación del tiempo en el comportamiento de los átomos. Recordando que la primera medición de esta «fuerza» data de 1797. Para ello, el científico inglés henry cavendish utilizó un dispositivo hecho de esferas de plomo, varillas de madera y alambre.

El objetivo es medir la gravedad con mayor precisión.

Recientemente, un grupo de físicos se centró en la teoría de interferometría atómica que utiliza una técnica llamada cambio de fase. Esto les permitió demostrar que el campo gravitatorio que se encuentra en una fuente atómica puede no ser uniforme. El principio es simple: consiste en dividir una onda de átomos mediante pulsos de láser para que sigan caminos diferentes. Después de eso, se recombinan. Lo sorprendente es que la ola en cuestión ha cambiado de fase..

un tubo de vacío

Los investigadores utilizaron un tubo de vacío de 10 metros de altura. Se basaban en el principio del cambio de fase y propulsaban dos tipos de átomos en este tipo de fuente atómica. Resultado: estos estaban desfasados, algunos alcanzaban la parte superior de la cámara de vacío más rápido que otros. Cuando las ondas fueron capturadas en el fondo del tubo, se recombinaron, creando franjas de interferencia que podrían ser registradas por cámaras ultrasofisticadas.

READ  Didier Raoult: editorial mordaz de Patrick Cohen, "Es hora de pedirle cuentas"

¿Qué podemos aprender de esta experiencia?

Según los investigadores, el hecho de que se produzca un cambio de fase demuestra que el campo gravitatorio en el tubo no era uniforme. Pero también hay que considerar otro parámetro, a saber, la dilatación del tiempo. Esto podría desempeñar un papel en el aumento de la aceleración de los átomos. Mediante la realización de varias pruebas con diferentes partículas, los científicos suponen que sería posible medir la gravedad con precisión. También podrán saber cómo puede cambiar este último, incluso de manera sutil y a muy corta distancia. Tenga en cuenta que los detalles del experimento se publicaron en la revista Science.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.