Mahmoud Abbas renueva el diálogo con Israel

La entrevista se mantuvo en secreto hasta el último momento. Ocurrió de noche, sin fotografía ni discurso. Pero el domingo 29 de agosto, Mahmoud Abbas finalmente llegó a un acuerdo: en su palacio Muqata’a en Ramallah, el presidente de la Autoridad Palestina (AP) se reunió, por primera vez desde 2014, con el ministro israelí Benny Gantz, encargado de Defensa.

Este inicio de diálogo confirma la caída de Benyamin Netanyahu, cuyo gobierno de Abbas boicoteó oficialmente durante más de tres años. Ella confirma de pasada que, para él, la coalición que depuso al Sr. Netanyahu en junio no será efímera. Finalmente, se produce inmediatamente después de la primera visita del nuevo primer ministro Naftali Bennett a Washington.

Frente a Bennett, el 27 de agosto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, discrepó poco sobre el tema palestino, que relegó a las profundidades de sus preocupaciones. Sin embargo, el señor Biden señaló “La importancia de las medidas destinadas a mejorar la vida de los palestinos”. sla administración también le pidió a Israel que“Mitigar los riesgos” después del último conflicto con Hamas en la Franja de Gaza en mayo.

“No hay proceso diplomático”

La oficina del Sr. Bennett destacó, el lunes, la importancia de un intercambio de “Rutina” entre la autoridad militar y la Autoridad Palestina. “No hay proceso diplomático con los palestinos, y no lo habrá”, especificó un funcionario anónimo cercano al primer ministro. ¿Fue necesario? Este exrepresentante de los colonos de Cisjordania dijo en junio: las relaciones con la Autoridad Palestina se limitarán, durante su mandato, a ámbitos exclusivamente económicos y de seguridad. El lunes, Gantz resumió esta lógica a su manera, argumentando que “Cuanto más fuerte sea la Autoridad Palestina, más débil será Hamas (…). Cuanto mayor sea tu capacidad para gobernar, más seguros estaremos y menos tendremos que hacer ”.

Como primer paso, se otorgarán permisos de residencia a los residentes de Cisjordania sin estatus legal. Unas 5.000 personas (de unas 50.000) se verán afectadas primero, confirmó Hussein Al-Sheikh, jefe de cooperación de seguridad con Israel, que participó en la entrevista del domingo el lunes por la noche. Muchos de ellos son cónyuges de palestinos, cuya ciudadanía Israel se niega a ratificar, el estado judío que controla los registros civiles en los territorios.

READ  Descubren un almacén donde limpiaban condones usados ​​para revenderlos

Tienes el 60,13% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *