porque el trabajo realizado en Atenas en la Acrópolis es controvertido

A finales de 2020, el Ministerio de Cultura griego construyó pasarelas de hormigón armado en el sitio del Partenón. Una herejía para arqueólogos e historiadores, que denuncian un “crimen contra la Acrópolis”.

En Atenas, arqueólogos e historiadores fueron estrangulados cuando descubrieron el trabajo realizado a finales de 2020 en el sitio de la Acrópolis, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De hecho, se construyeron allí anchos callejones de hormigón por iniciativa del Ministerio de Cultura griego, para conectar los diversos monumentos: el famoso Partenón, el Propileo, el Erecteion, el templo de Atenas. Todo ello cubriendo descaradamente rocas antiguas y desfigurando este antiguo sitio, según la opinión de algunos.

En el periódico griego Kathimerini, arquitectos denuncian el uso del hormigón para hacer más accesible el lugar a los millones de turistas -14,5 millones en los últimos diez años- que recorren el milenario sitio.

“El objetivo es hacer de la Acrópolis un lugar para el turismo de masas a toda costa”, dice la presidenta de la Asociación de Arqueólogos Griegos, Despina Koutsoumb, al periódico Avgi.

“Una masacre”

Para el historiador Tasos Tanoulas, entrevistado por Lanzamiento, los edificios no son los únicos testigos del pasado. Y al cubrir las piedras del camino, “por lo tanto, también se cubre parte de la comprensión de nuestro pasado”.

“Por lo general, cuando restauramos un monumento, no borramos la evidencia. Es una masacre tapar este monumento, estas piedras ”, lamenta.

El arquitecto Corrades de Manolis, quien supervisó este trabajo de restauración, defiende el hormigón como “un material cercano a la naturaleza” y desmiente las acusaciones de alteración de la roca. Dice estar “totalmente satisfecho” con el resultado e invita a la audiencia a verlo “con sus propios ojos” para juzgar.

La utilidad de esta obra, financiada con una donación de una fundación, y que supuestamente facilitaría el acceso de visitantes con discapacidad, también se vio socavada cuando un hombre en silla de ruedas resultó herido a mediados de abril al caer en los terrenos de la Acrópolis. Los nuevos caminos de hormigón, que son muy empinados en algunos lugares, también se describen como inadecuados para personas con movilidad reducida.

READ  "ETA" se intensificó por un huracán de categoría uno a 845 km de Quintana Roo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *