Rusia bloquea una resolución del Consejo de Seguridad que condena sus anexiones en Ucrania

NACIONES UNIDAS (Reuters) – Como era de esperar, Rusia usó su veto el viernes para bloquear la adopción de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena la anexión de cuatro regiones ucranianas, un texto que se presentará a la Asamblea General, donde todos los estados miembros tienen un voto. .

Además del veto ruso, la resolución obtuvo 10 votos a favor y cuatro países se abstuvieron -China, India, Brasil y Gabón-, resultado que los occidentales calificaron como evidencia del aislamiento de Rusia.

El borrador al que tuvo acceso la AFP, redactado antes de que el presidente ruso Vladimir Putin firmara el viernes los documentos para la anexión de las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporizhia y Kherson, condenaba los «llamados referéndums ilegales» que pueden tener «ninguna validez» o » servir de base para cambiar el estatus de estas regiones».

Este proyecto de resolución, elaborado por Estados Unidos y Albania, llamaba a todos los estados y otras organizaciones a “no reconocer una pseudoanexión” de las cuatro regiones y también exigía la retirada de las tropas rusas “inmediatamente, por completo y sin condiciones”.

“Nos está obligando intencionalmente a usar nuestro veto para que pueda lanzar fantasías líricas sobre el hecho de que estamos abusando de nuestros derechos”, acusó el embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, y denunció una “acción abiertamente hostil por parte de Occidente”.

Si bien el veto ruso estaba fuera de toda duda, los ojos estaban puestos en China, oficialmente neutral pero a veces acusada por los occidentales de ser demasiado conciliadora con Rusia.

Al igual que en febrero, el día después de que Rusia invadiera Ucrania, China se abstuvo el viernes.

READ  Tatiana Clouthier, artífice del triunfo de AMLO, asumió como secretaria de Economía

“Cualquier acción del Consejo de Seguridad debe promover la mejora de la situación y la resolución de la crisis, en lugar de intensificar los conflictos y exacerbar la confrontación”, comentó el embajador chino Zhang Jun, quien reiteró que Beijing apoya la soberanía. y la integridad territorial de “todas”. países».

«Rusia está más sola que nunca», dijo el embajador francés Nicolas de Rivière.

«No tan solo»

Solo, por supuesto, pero «no tan solo como le gustaría a Occidente», dijo Richard Gowan, analista de la ONG International Crisis Group.

Si bien la más importante fue la abstención de China, “la gran cantidad de abstenciones sugiere que el cansancio observado en relación con Ucrania sigue siendo alto”, agregó.

Los occidentales apelarán ahora a la Asamblea General, que deberá decidir en los próximos días.

“Iremos a la Asamblea General, donde cada país tiene un voto. Las naciones del mundo dejarán en claro que es ilegal y simplemente inaceptable tratar de volver a trazar las fronteras de otro país por la fuerza”, lanzó la embajadora estadounidense Linda. Tomás-Campo Verde.

Esta futura votación en la Asamblea General, donde ninguno de los 193 estados miembros tiene derecho a veto, permitirá una valoración más precisa del grado de aislamiento de Rusia, mientras algunos países en vías de desarrollo se sienten incómodos con el hecho de que Occidente está centrando toda su atención. sobre Ucrania.

En la primavera, la Asamblea General votó tres resoluciones sobre la invasión rusa de Ucrania, la tercera a fines de abril resultó en una erosión de la unidad internacional con Moscú.

El 2 de marzo, durante una primera votación histórica, 141 países condenaron la invasión rusa, cinco países votaron en contra (Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea), 35 se abstuvieron.

READ  Mango presenta su colección de decoración

El 24 de marzo, la Asamblea pidió el libre acceso humanitario y la protección de los civiles en Ucrania: 140 votos a favor, cinco en contra (igual) y 38 países optaron por abstenerse.

Hasta el 7 de abril, solo 93 países apoyaron la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con 24 votos en contra y 58 abstenciones.

Tras la sesión sobre los «referéndums» de anexión, el Consejo debatió, a petición de Rusia, las cuatro fugas que afectan a los gasoductos Nord Stream en el mar Báltico.

Mientras el origen y autor de las explosiones sigue siendo un misterio, Rusia, sobre la que se han puesto todas las miradas, ha vuelto a insinuar la implicación de Estados Unidos, que ha negado cualquier responsabilidad.

En cuanto a la ONU, «no está en condiciones de verificar o confirmar ninguno de los detalles informados», dijo Navid Hanif, subsecretario general de Desarrollo Económico, destacando los riesgos que las fugas representan para los mercados, la energía y el medio ambiente. .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.