Bartomeu no dimite, se queda al frente del Barcelona y aplaza el voto de censura

BARCELONA – El FC Barcelona sigue paralizado, y sin saber a ciencia cierta hacia dónde va, tras la junta directiva que parecía definitiva para llevar a … Nada.

Josep Maria Bartomeu y su directiva, contando con la situación de urgencia médica y la imposibilidad de realizar el referéndum de censura con todas las garantías sanitarias, decidieron, confirmaron fuentes del club a ESPN Deportes, no dimitir y aplazar el referéndum de la votación de desconfianza hasta el dictamen de la Generalitat sobre la votación en el Camp Nou como único lugar.

Tras una jornada de maratón, con una junta directiva que duró más de tres horas y cruzó comunicaciones con la Generalitat, creyendo que el gobierno catalán aceptaría sus tesis sobre las molestias de la celebración del referéndum, que no fueron tenidas en cuenta. Cuenta del gobierno catalán, Bartomeu decidió enrolarse en sus puestos y estirar un poco más la cuerda: traspasó toda la responsabilidad a la Generalitat, instándola a que se encargara de dar luz verde al voto en estado de alarma, con la pandemia de coronavirus una vez más desenfrenada y sospechosa de confinamiento durante el fin de semana.

A pesar de que en comparecencia pública el presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonés, ha explicado que la votación podría realizarse “bajo el protocolo” presentado por el Gobierno y que, en cualquier caso, el Barça “es una entidad privada” que no requeriría la aprobación oficial del Gobierno si cumpliera con la normativa establecida, la directriz quiere directamente que sea la Generalitat quien, de manera oficial y pública, se manifieste.

READ  Leclerc "enojado" con Ferrari tras la calificación

El club azulgrana solicitó un aplazamiento de dos semanas el pasado viernes para que, siguiendo las opiniones del gobierno catalán, pudiera organizar la votación en 21 sedes diferentes repartidas entre Cataluña, España (7) y Andorra, pero no recibió el visto bueno de Generalitat, que trasladó el visto bueno para su realización en las fechas previstas, 1 y 2 de noviembre, con el pliego de condiciones al protocolo presentado por el Barça.

Ante la respuesta del gobierno, el club azulgrana decidió mantener las fechas iniciales de votación, pero centralizando todo en el Camp Nou como único lugar “por la imposibilidad de organizar la votación descentralizada a tiempo”, según ha confirmado el vicepresidente Jordi Cardoner. pero ante el aumento de la crisis sanitaria, en la reunión de este lunes, la ordenanza decidió posponer cualquier decisión.

Ante la agudizada alarma por la pandemia del Covid-19 que ya ha provocado el decreto de toque de queda nocturno que entró en vigor el domingo y la posibilidad de que en las próximas horas o días, la Generalitat promulgue el encierro domiciliario durante el fin de semana. Como sugirió la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, Bartomeu decidió esperar a tener en su poder, de manera oficial, un diagnóstico específico de Procicat (formado por el Ministerio de Sanidad e Interior), entendiendo que es fundamental que comente el si se cumplen las condiciones salariales necesarias para el referéndum.

Indicado por 19.380 firmas de miembros a favor de la Moción de Censura, la junta tiene hasta este martes para convocar el referéndum y los impulsores de la moción ya han advertido este lunes que, en caso de no ser convocado a votar o dimitir el consejo Presentar una denuncia por comprender la violación de los estatutos del club.

READ  Resumen de las medallas de oro olímpicas el sábado 24 de julio

Barcelona sigue entendiendo que las condiciones sanitarias actuales no aconsejan la celebración del referéndum, teniendo en cuenta, además, que, según él, más de la mitad de sus votantes son mayores de 60 años, formando parte de la población en riesgo. y que en este momento no conviene arriesgarse a votar, transfiriendo esa responsabilidad al gobierno catalán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *