La ‘nordización’ era para 2021, no para 2020

Estamos tan lejos de alcanzar los niveles de excelencia en salud de los países más avanzados como el mariscal anticovid, Hugo López-Gatell, convenció al presidente López Obrador de que las máscaras sirven para “sentirse bien”, no para reducir el riesgo de que personas asintomáticas provoquen homicidios involuntarios.

Si desde que se involucró AMLO parecía poco probable que los servicios fueran los mismos que los mejores del mundo, la expectativa comenzó a desvanecerse al inicio de la gestión con la escasez de medicamentos (principalmente para el cáncer infantil) y el despido de más de 10,000 médicos, enfermeras , técnicos, asistentes, administradores e incluso pasantes (recibían 1.000 y 3.600 pesos mensuales), supuestamente para “ahorrar”.

La devastación económica derivada de la pandemia alejó aún más la posibilidad de realizar un sueño que hoy se utiliza para charlar con imaginativas caricaturas del “nórdico” de la ilusión.

Visto el asunto con precisión, se destaca que el Mandatario no prometió ese salto en el sistema de salud en dos, sino en tres años.

Sin embargo, para regocijo de quienes se burlan de las falencias, insuficiencias e ineficiencias de las instituciones oficiales de salud y atención, el propio AMLO, el 16 de enero, dijo: “El primero de diciembre de este año el sistema de salud pública funcionará con normalidad, con atención de calidad, atención médica y medicación gratuita. Funcionará como los servicios de salud en Dinamarca, Canadá, el Reino Unido … ”

Con esa tontería 12 meses por delante el término de tu Declaración 13 de diciembre de 2018: “El derecho a la salud se hará realidad. El objetivo es garantizar a los mexicanos atención médica y medicación gratuitas; Comenzaremos en las unidades médicas del Seguro Social ubicadas en las zonas más pobres del país y paulatinamente se irá ampliando el programa hasta llegar a, en medio del sexenio, establecer un sistema sanitario de primer nivel, como en Canadá o los países nórdicos ”. Compromiso: “Brindar atención médica y medicamentos gratuitos a los mexicanos. Establecer, en medio del sexenio, un sistema de salud de primer nivel ”. Pero el martes reciente, como Estado, cometió la imprudencia de considerarlo “conforme” con estos Acciones tomadas: “El 29 de noviembre se publicó en el DOF el Decreto que modificó, adicionó y derogó varias disposiciones de la Ley General de Salud y la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, creando así Insabi, que promoverá la centralización de los servicios estatales de salud . Con la modificación del artículo 4 de la Constitución, la atención médica y los medicamentos gratuitos pasan a ser derechos sociales prioritarios y obligatorios. Asimismo, la Oficina Oficial de la SHCP se encarga de la compra y distribución de medicamentos a todo el sistema público de salud ”.

READ  actualización de la pandemia mundial

Además de la meta nórdica¿Por qué esperar una víspera tan dudosa?

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *