Para proteger el medio ambiente, esta ciudad anima a sus habitantes a hacerse veganos – Edition du soir Ouest-France

Por primera vez en Europa, una ciudad se compromete simbólicamente a animar a sus habitantes a adoptar un estilo de vida vegano: Haywards Heath en el sur de Inglaterra. El enfoque es parte de un deseo de proteger el medio ambiente. Te explicamos.

(Mapa: Oeste-Francia)

Esta es la primera vez en Europa! La localidad de Haywards Heath, situada en el sur de Inglaterra, acaba de comprometerse simbólicamente a animar a sus 34.000 habitantes a adoptar un estilo de vida vegano, informa el diario británico El independiente . Para ello, firmó un documento llamado Tratado Vegano, el Golosinas a base de hierbas. Lanzado por el Climate Save Movement, un brazo de la organización no gubernamental Movimiento Salvemos Animalesel acuerdo fue firmado en particular por 17 ciudades también lo ratificaronincluyendo catorce en India, dos en Argentina y uno en Florida, EE. UU.

Limitar las consecuencias sobre el medio ambiente

Apoyada por el partido ecologista local, esta iniciativa tiene como objetivo “persuadir a los líderes mundiales para que animen a la sociedad a cambiar gradualmente su dieta y dejar de lado los productos animales”necesitar El independiente.

Este tipo de dieta se llama veganismo. Consiste en dejar de consumir alimentos de origen animal, a saber, carne, lácteos (leche, yogur, queso), huevos y miel. A diferencia de la dieta vegetariana que consiste principalmente en no consumir carne ni pescado. El veganismo, por otro lado, va más allá de la comida y se refiere en particular a la ropa: una persona vegana ya no usa ropa hecha de material animal como la lana, por ejemplo.

El tratado alienta a los signatarios a adoptar un estilo de vida vegano para reducir su impacto en el medio ambiente. El documento propone 38 recomendaciones que los firmantes se comprometen a implementar y respetar: no construir nuevos criaderos o nuevos mataderos, no ampliar o intensificar los ya existentes, no convertir la agricultura vegetal en ganadería, no exportar seres vivos…

READ  gobierno repele ataque a la capital provincial

Otros elementos, el establecimiento de un impuesto a la carne que financiará la restauración de las tierras destruidas por la ganadería, el fin de la publicidad de las industrias animales, las subvenciones para hacer más accesible la adopción de una dieta vegana, la subvención a las operaciones de reforestación, la creación de ayudas para criadores y agricultores para apoyarlos en la transición a actividades relacionadas con dietas veganas, etc.

«El primer paso de un largo camino»

Para Haywards Heath, el primer paso hacia la transición vegana será la educación ambiental. Se otorgarán premios ambientales a escuelas y empresas que reduzcan el desperdicio de alimentos y fomenten el veganismo. Además, el ayuntamiento proporcionará materiales a las escuelas para inspirar a la próxima generación a reducir su huella de gases de efecto invernadero.

“Es el primer paso de un largo camino, pero lo vemos como la piedra angular de la política futura”dice Richard Nicholson, uno de los asesores del Partido Verde, a El independiente. Reconoce, sin embargo, que «Este tratado no detendrá las emisiones de gases nocivos de la noche a la mañana».

Según un informe de 2013 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)solo el ganado es responsable del 14,5% de las emisiones de gases debidas a la actividad humana.

Según el Instituto de Física del Reino Unido e Irlanda (IOP), en un informe publicado en 2015En todo el sector agrícola, la ganadería es responsable del 78 % de la pérdida de biodiversidad terrestre, el 80 % de la acidificación del suelo y la contaminación del aire, el 81 % del calentamiento global y el 73 % de la contaminación del agua.

READ  Un estanque en la Patagonia se vuelve rosado por la contaminación

La situación es tanto más preocupante cuanto según las previsiones de la FAO, se espera que la producción mundial de carne alcance los 524 millones de toneladas en 2080. En 2018, fue de 330 millones. De acuerdo con el sitio web de la organización ecologista Greenpeace, «la producción de carne y huevos requiere mayor cantidad de agua que la de cereales y legumbres».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.