Pérdida de empresa acusada de despido improcedente de trabajadores temporeros marroquíes

El Tribunal Social 2 de Huelva absolvió esta semana a un empresario español, procesado por despido improcedente de cuatro temporeros marroquíes. Además, denunciaron abusos sexuales por parte de un empleado mientras estaban en el trabajo, en cuyo caso los tribunales españoles aún no se han pronunciado.

Los temporeros marroquíes, que llegaron a España en virtud de un acuerdo firmado entre el gobierno marroquí y su homólogo español, declararon durante el juicio iniciado hace dos semanas que la rescisión de su contrato de trabajo en julio de 2018 se produjo en respuesta a su negativa a rescindir. su queja sobre abuso y agresión sexual, informes Medios de comunicación españoles ABC. Sin embargo, el tribunal no “dio crédito” a sus declaraciones y negó sus pretensiones de “reparación de los daños” sufridos.

El tribunal español consideró que “no existe un comportamiento reprobable atribuido a la empresa”, y afirma que los trabajadores temporeros “no basaron su propia historia en hechos probados (…) y sus pretensiones son contradictorias”. El tribunal se basó en documentos proporcionados por la empresa, así como en testimonios. Estos fueron denunciados por testigos durante la sesión, incluidos intérpretes que asistieron a un encuentro entre mujeres marroquíes y el empresario, durante el cual “fueron informadas del final de la campaña y deberían estar listas para regresar a Marruecos en los próximos días”.

La empresa fue absuelta tras un compromiso firmado por trabajadores temporeros

Según el tribunal, los cuatro temporeros “expresaron su alegría a uno de los intérpretes porque estaban ansiosos por regresar a Marruecos”. Según los testimonios de los intérpretes, los trabajadores temporeros recibieron un documento de rescisión de contrato que “firmaron” tras ser informados de su contenido, en el que se decía que “renuncian al regreso a Marruecos en el autobús” que se les pone a su disposición. También confirmaron que, al negarse a regresar a su país, no volverán en futuras campañas.

READ  Encuentro de crisis por escasez de componentes electrónicos que paraliza el automóvil

Desde el inicio del caso, la empresa ha defendido la legalidad de su decisión de poner fin a la relación laboral con estos temporeros marroquíes, alegando motivos económicos: la caída de la producción de frutas.

Los cuatro temporeros marroquíes interpusieron una denuncia contra un español, propietario de dicha finca ubicada en Mugir y perteneciente a la empresa, acusándolo de agresión y abuso sexual contra ellos, entre abril y mayo de 2018. El interesado fue detenido a finales de mayo. 2018, antes de que se decidiera demandarlo en libertad. En febrero pasado, la Fiscalía exigió que sea condenado a cuatro años y medio de prisión, con multa a pagar a las víctimas, al considerar que el imputado “abusó de su cargo” y explotó la “vulnerabilidad” de estas temporadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *