Rtl hoy – Supercopa de España: Xavi y Ancelotti en busca de la primera final en Riad

Dos años después de Yeda, la Supercopa de España vuelve a Arabia Saudí: la oportunidad de codiciarse el primer trofeo para los técnicos Carlo Ancelotti y Xavi, frente al miércoles (20:00 horas) en la semifinal de Riad en un atractivo clásico Real Madrid-FC Barcelona.

La segunda semifinal enfrentará al Atlético de Madrid, vigente campeón de España, contra el Athletic de Bilbao, campeón de la Supercopa de España en enero de 2021, en Sevilla, el jueves (20:00 horas). La final de la edición de 2022 tendrá lugar el domingo (19:30 horas) en el Estadio Internacional King-Fahd (67.000 localidades).

Tras un desvío forzoso de Andalucía en enero de 2021 por la pandemia de la Covid-19, que derivó en una final trepidante entre vascos y azulgrana (3-2 en la prórroga), esta competición en formato ampliado desde 2019 vuelve a encontrarse este sábado con Arabia Saudí. año.

La federación española (RFEF) firmó un contrato con esta monarquía del Golfo para trasladar allí la competición durante tres años a cambio de 120 millones de euros, «destinados íntegramente a mejorar el fútbol no profesional», según la RFEF.

Al igual que sus homólogos francés o italiano, la federación española optó por exportar para revivir esta competencia en declive.

MESAS CERRADAS

Tras una primera mudanza a Tánger, Marruecos, en 2018, y un año en blanco en 2019, los organizadores han revisado la fórmula: salir del partido seco entre los campeones españoles y los campeones de la Copa de España. A partir de ahora, la Supercopa de España la disputan cuatro equipos, los dos primeros de la última Liga y los dos finalistas de la última Copa del Rey, lo que en la práctica garantiza la lucrativa presencia de Real y Barça.

READ  Bobby Lashley: los tiempos en que el campeón de la WWE luchó en México

Si las polémicas en torno a los derechos de las mujeres (a las que se permitía el acceso a los estadios para ver los partidos) jalonaron la primera edición saudí de 2020 en Jeddah, a orillas del Mar Rojo, España esta vez no hubo polémica por las prácticas de esta reino ultraconservador muy criticado por los defensores de los derechos humanos y que desde hace varios años confía en el deporte para mejorar su imagen.

Y la afición estará allí: las 30.000 localidades disponibles para la prestigiosa primera semifinal entre el FC Barcelona y el Real Madrid (límite establecido por las autoridades locales) se agotaron en menos de una hora, arrebatadas por los locales que no pueden esperar a ver superestrellas como Karim Benzema y Gerard Piqué tocan en su solo.

Pero en comparación con las cifras de 2020, este derbi que se jugará a casi 30°C a 5.000 kilómetros de Madrid ha perdido algo de brillo: Lionel Messi y Antoine Griezmann se fueron del Barcelona, ​​y Sergio Ramos y Zinédine Zidane ya no están. la «Casa Blanca», entre otros…

«UN PRIMER FIN»

Por otro lado, han vuelto otras glorias de estos dos prestigiosos clubes: Carlo Ancelotti, que llevó a la Real a la «Décima», su 10ª Champions League en 2014, sustituyó a «Zizou» en el banquillo merengue. el pasado verano, y Xavi acudió al rescate de un Barça a la deriva a finales de noviembre.

Tras el primer derbi de la temporada en LaLiga, que la Real ganó 2-1 en el Camp Nou el pasado 24 de octubre, los dos técnicos buscan conquistar su primer título desde que asumieron esta semana.

READ  Luis Enrique bromea sobre la larga ausencia de Sergio Ramos

“Podemos ser un poco mejores en LaLiga, pero mi experiencia me ha enseñado que en un derbi no hay favoritos. Cualquier cosa puede pasar”., advirtió el centrocampista alemán Toni Kroos en una conferencia de prensa previa al partido el martes.

Los culés, por su parte, llegan al desierto saudí de puntillas, eliminados de la Champions League en la fase de grupos, enredados en la 6ª plaza de LaLiga y diezmados por las lesiones.

«Clásicos, vi todos los colores… Tuvimos contratiempos, pero no excusas: el miércoles es una primera final. Una gran prueba. Esta salida podría ser un punto de inflexión. Clasificarse para una final y ganar un título le daría mucha credibilidad a nuestro proyecto.«, resumió Xavi, este martes en Riad.

El Barça se llevó en el bolso a Ansu Fati, Frenkie de Jong y Ronald Araujo, que esperan luz verde médica para volver a jugar, y también podrá contar con Pedri y el debutante Ferran Torres, curados de la Covid-19.

Pero como dice Ancelotti, «un clásico es un clásico, y siempre lo será«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *