Bateo Libre: Las nuevas variantes Covid, EG.5 y BA.2.86, en el punto de mira de la OMS

Bateo Libre: Las nuevas variantes Covid, EG.5 y BA.2.86, en el punto de mira de la OMS

Los viajeros norcoreanos hacen fila en el mostrador de facturación de Air Koryo en el Aeropuerto Internacional de Beijing, preparándose para regresar a su país de origen. A pesar de la incertidumbre en torno a la nueva variante del COVID-19, conocida como ómicron, el segundo verano de transición del virus ha transcurrido con normalidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) están vigilando de cerca los sublinajes de ómicron, especialmente los sublinajes XBB.1.5, que se caracterizan por tener cambios en un aminoácido que aumentan su capacidad de transmisión. Aunque existen preocupaciones sobre la propagación de estas variantes, hasta el momento no se han reportado cambios en la gravedad de la enfermedad.

La OMS ha identificado dos nuevas variantes del COVID-19. La primera, llamada EG.5, ha sido clasificada como una variante de interés debido a su potencial escape inmunológico. Aunque ha mostrado mayor prevalencia y propiedades de escape inmunológico, la OMS señala que no se han observado cambios significativos en la gravedad de la enfermedad.

La segunda variante identificada, BA.2.86, se encuentra actualmente bajo vigilancia. Aunque se ha detectado en varios países, se necesita más información para determinar su transmisibilidad, escape inmunológico y gravedad.

En España, se ha observado un aumento en la presencia de la variante EG.5, llegando a representar el 50% de los casos en la semana 32. Este incremento hace necesario continuar realizando pruebas y secuenciación genómica para detectar cualquier nueva variante que pudiera surgir.

A nivel mundial, el número de casos de COVID-19 ha aumentado durante el mes de agosto de 2023, sin embargo, las muertes han disminuido. La región del Pacífico Occidental ha experimentado un importante incremento en las infecciones, particularmente en Corea del Sur.

A pesar de estos desafíos, las autoridades sanitarias continúan instando a la población a seguir las medidas preventivas y a mantenerse informada sobre las nuevas variantes del virus. La OMS y el ECDC destacan la importancia de la cooperación internacional para contener y controlar la propagación de estas variantes, buscando así evitar futuros brotes y proteger la salud pública global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *