El Papa no sale a su ventana para rezar el ángelus y explica que le están tratando una inflamación pulmonar

El Papa Francisco rezó el ángelus desde su capilla personal debido a una inflamación pulmonar. A pesar de su enfermedad, el Pontífice mostró cansancio, voz débil y un poco de tos. Actualmente está recibiendo medicación a través de una vía, para tratar su enfermedad.

A pesar de su condición, el Papa confirmó que viajará a Dubái para participar en la cumbre del clima de las Naciones Unidas. Sin embargo, debido a la inflamación pulmonar, no pudo asomarse a la ventana para saludar a los fieles como es habitual.

En su lugar, Monseñor Paolo Braida leyó la homilía durante la misa. El Papa, sentado cómodamente en un sillón en lugar de una silla de ruedas, escuchaba atentamente a pesar de toser ocasionalmente y tener una voz débil. Sin embargo, no intentó esconder la vía abierta en su mano derecha, mostrando su transparencia y valentía ante su enfermedad.

Después de rezar el ángelus y dar la bendición a los presentes, el Papa se despidió con una sonrisa en su rostro. Monseñor Paolo Braida anunció que el Santo Padre viajará a los Emiratos Árabes para participar en la cumbre de Dubái, a pesar de su enfermedad.

Cabe destacar que el Papa canceló su agenda debido a síntomas gripales y fue sometido a pruebas médicas. Los médicos le han pedido que no se asome a la ventana debido al frío, lo que muestra la preocupación por su bienestar.

Hasta el momento, el Vaticano no ha confirmado si el Papa mantendrá su agenda para los próximos días. Sin embargo, su determinación y valentía frente a su enfermedad demuestran su compromiso con su labor como líder espiritual y defensor del medio ambiente en la cumbre de Dubái. Mantendremos informados a nuestros lectores sobre cualquier actualización sobre su salud y actividades futuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *