En Japón, tres millones de personas pidieron evacuar antes de que llegara el tifón Nanmadol.

En Japón, tres millones de personas pidieron evacuar antes de que llegara el tifón Nanmadol.

En el suroeste de Japón, las autoridades aconsejaron a casi tres millones de residentes que evacuaran el domingo (17 de septiembre) cuando el poderoso tifón Nanmadol azotó la región. Miles de personas se refugiaron en albergues.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió un «aviso especial» al departamento de Kagoshima, al sur de la gran isla de Kyushu, para advertir a los habitantes del alto riesgo de mal tiempo.

Hasta el domingo por la mañana, 25.680 hogares en Kagoshima y la prefectura vecina de Miyazaki ya estaban sin electricidad, mientras que los servicios ferroviarios regionales, los vuelos y los cruces de ferry fueron cancelados, según los servicios públicos y de transporte locales.

La JMA advirtió que la región podría enfrentar peligro «sin precedentes» debido a los fuertes vientos, las olas embravecidas y las lluvias torrenciales. “Se requiere la máxima precaución”dijo Ryuta Kurora, jefe de la unidad de pronóstico de JMA, el sábado. «Es un tifón muy peligroso». “El viento será tan fuerte que algunas casas podrían derrumbarse”Kurora dijo a los periodistas, también advirtiendo sobre inundaciones y deslizamientos de tierra.

Hasta el momento, 2,9 millones de residentes de Kyushu han recibido recomendaciones de evacuación urgente, según la Agencia de Gestión de Incendios y Desastres del gobierno, y funcionarios de la prefectura de Kagoshima dijeron que más de 8.500 personas ya se habían refugiado en refugios para la mañana del domingo.

Kurora instó a los residentes a evacuar antes de que suceda lo peor y advirtió que incluso en edificios sólidos, deben tomar precauciones.

Trenes y aviones cancelados

El domingo por la mañana, se suspendió el tráfico de trenes de alta velocidad en la región, junto con las líneas de trenes regionales, y la emisora ​​​​estatal NHK dijo que se habían cancelado al menos 510 vuelos.

READ  Lula despide al jefe del ejército dos semanas después de los atentados en Brasilia

En el lugar, un funcionario del departamento de Kagoshima dijo a la Agence France-Presse que hasta el momento no se habían reportado heridos ni daños importantes, pero que las condiciones se estaban deteriorando. “La lluvia y el viento son cada vez más fuertes. La lluvia es tan fuerte que realmente no puedes ver lo que hay afuera. Todo parece blanco »el dice.

A las 9:00 hora local (1 hora en París), el tifón se encontraba a 80 km al sureste de la pequeña isla japonesa de Yakushima y el viento soplaba a 252 km/h. Se espera que aterrice en Kyushu más al norte el domingo por la noche antes de girar al noreste y barrer la isla principal de Japón, Honshu, el miércoles por la mañana.

La temporada de tifones alcanza su punto máximo de agosto a septiembre en Japón, donde se caracteriza por fuertes lluvias que pueden causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra mortales.

En 2019, el tifón Hagibis azotó Japón durante la Copa Mundial de Rugby y mató a más de 100 personas. Un año antes, el tifón Jebi cerró el aeropuerto de Kansai en Osaka y mató a 14 personas. Y en 2018, las inundaciones y los deslizamientos de tierra mataron a más de 200 personas en el oeste de Japón durante la temporada de lluvias.

Según los científicos, el cambio climático está aumentando la intensidad de las tormentas y los fenómenos meteorológicos extremos.

El mundo con AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *