¿La primera granja de pulpos del mundo? La idea es controvertida.

Una empresa española está construyendo la primera granja comercial de pulpos del mundo, fruto de una inversión de decenas de millones de dólares. La empresa, sin embargo, ha recibido muchas críticas, ya que la investigación muestra que los cefalópodos experimentan tanto placer como dolor.

Denominada Nueva Pescanova, la granja de pulpos aún no ha recibido el permiso de la Unión Europea para operar, pero ha sido criticada desde el punto de vista ético y medioambiental. Un reportaje de la agencia de noticias Reuters destacó los principales puntos negativos del proyecto.

éxito en línea

Al igual que los gatos, los pandas y los koalas, los pulpos son animales muy populares en Internet, en gran parte debido a los videos virales de animales que caminan sobre la arena o pelean con otros animales o humanos. Los cefalópodos fueron incluso el tema de un documental de Netflix de 2020, «Profesor Octopus».

La alta inteligencia de estos animales ha llevado al Reino Unido a declararlos legalmente inteligentes. Pero, por el contrario, la creciente pesca de estos animales ha convertido a la caza en el sector de producción de alimentos de más rápido crecimiento en el mundo.

opiniones divergentes

Los cefalópodos se consideran animales extremadamente inteligentes y sensibles. Crédito: Silvia Medeiros

La creciente demanda hizo pensar en las granjas de pulpo, siendo Nueva Pescanova la más grande e importante de ellas. Sin embargo, experimentos anteriores han demostrado que los pulpos no son animales fáciles de criar en cautiverio, ya que son muy agresivos, se automutilan y son caníbales.

Según Raúl García, director de esfuerzos de conservación de pesquerías de la World Wildlife Foundation en España, los pulpos son animales extremadamente inteligentes. Además, se sabe que son infelices en condiciones de cautiverio.

Por otro lado, Eduardo Almansa, del Instituto de Oceanografía de España, dice que la pesca de pulpo para consumo humano depende de alternativas como la piscifactoría Nueva Pescanova. Según él, la pesca de altura ya ha llegado a su límite.

Los ecologistas no creen en las granjas

Por otro lado, los investigadores ambientales advierten que criar animales en cautiverio no reduciría la presión sobre los animales acuáticos salvajes. Además, iniciativas de este tipo solo tienen como objetivo mejorar la seguridad alimentaria mundial, sin tener en cuenta el bienestar animal.

Algunos activistas incluso dicen que lo ideal es dejar de comprar y comer pulpo. Sin embargo, por ahora, la mejor esperanza para estos sectores es lograr que la Unión Europea rechace los permisos necesarios para que la granja de pulpos española comience a funcionar.

A través de la: futurismo

¿Has visto los nuevos videos en YouTube apariencia digital? ¡Suscríbete al canal!

READ  Rusia registra un salto espectacular en las exportaciones de vacunas en 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.