Ocho años después de la desaparición de los 43 estudiantes, las familias no quieren dejarlo ir

Publicado en :

El lunes 26 de septiembre México marcha por los 43 alumnos del colegio Ayotzinapa, desaparecidos hace ocho años en Iguala. Si bien un informe reciente negó la versión de los hechos y calificó este caso de “crimen de Estado”, la conmemoración de este triste aniversario se realizará en un contexto intenso.

Con nuestro corresponsal en México, gwendolina duval

Fue hace ocho años en México. En la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, 43 estudiantes normales desaparecidos en Iguala, en el estado de Guerrero. El misterio de lo sucedido permanece. La versión de los hechos dada por las autoridades de la época y denominada «la verdad histórica» ​​estuvo llena de inconsistencias. Fue totalmente contradicho por el informe de una comisión especial del actual gobierno, encargada de llevar el caso.

Este informe califica el caso de “crimen de Estado” y señala la responsabilidad directa de la policía y el ejército. Se emitieron varias docenas de órdenes de arresto contra policías y soldados. Fueron detenidos el ex Procurador General de la República, así como un alto militar, coronel del ejército.

La marcha nacional en la Ciudad de México del lunes 26 de septiembre será la culminación de más de una semana de protestas en México. Ocho años después de los hechos, las familias de las víctimas están nerviosas, y desde las recientes revelaciones de la comisión especial y los arrestos posteriores, los manifestantes sienten que es ahora o nunca presionar al gobierno. , para finalmente obtener la verdad y caminar hacia la justicia.

READ  una escasez de mano de obra sin precedentes a pesar del alto desempleo

Confianza socavada por otra controversia

Al mismo tiempo, en vísperas del aniversario de la desaparición de los 43 normaliens, el escándalo continúa. La prensa reveló que, a pedido de miembros del Ministerio Público, un juez federal canceló 21 de las 80 órdenes de aprehensión emitidas contra militares y funcionarios sospechosos de participar en el caso. La maniobra se realizó de manera discreta, sin justificación y sin siquiera avisar a la unidad especial de la policía encargada de investigar el caso.

Esta es otra polémica más que plantea interrogantes sobre la autenticidad de un nuevo proceso de justicia por el caso Ayotzinapa. Poco antes, el caso se había reavivado por la filtración de un documento que revela detalles muy crudos sobre cómo los responsables habrían hecho desaparecer a los estudiantes.

Estos hechos molestaron a la opinión pública y en especial a las familias, quienes ahora dicen tener grandes dificultades para confiar en cualquier discurso oficial.

►Leer también : México: exfiscal general será juzgado por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.