una iglesia románica destrozada por una salvaje restauración con cemento

PATRIMONIO – Después de’mira el hombre de Borja y el Pastor de Palencia, el descubrimiento de antiguos intentos de consolidación de un antiguo edificio religioso provocó conmoción en un municipio de Castilla.

Un cemento contemporáneo, triste y homogéneo, recubierto como una sanguijuela entre los adorables escombros del siglo XIII.y siglo. En la localidad castellana de Castronuño, a unos veinte kilómetros de Tordesillas (España), la Iglesia de Santa María del Castillo conserva desde hace siglos su campanario y su curtido ábside sobre el curso azul del Duero. Sin embargo, a principios de noviembre, los residentes de Castronuño descubrieron nuevas y extrañas manchas en el edificio sagrado. Cada vez más arrugadas con el tiempo, abundan las grietas en el edificio medieval. Las cicatrices recién identificadas, sin embargo, no tenían nada que ver con las cicatrices naturales, sino una afrenta más humana. El de una «restauración» amateur.

La iglesia ahora presenta lenguas de cemento crudamente pegadas en el fondo de varias grietas, alrededor de una ventana ubicada a cuatro metros del suelo, o aplicadas en otras secciones frágiles del edificio medieval. Una pena para un monumento inscrito desde 1962 en la lista del patrimonio cultural (BIC) de la provincia de Castilla y León por su arquitectura del románico tardío. Estas crudas operaciones de consolidación, percibidas en los reportajes fotográficos, conmovieron inmediatamente a los aldeanos. «Nuestro monumento inscrito sufrió daños estéticos que deben ser reparados», declaró el 7 de noviembre el alcalde de Castronuño, Enrique Seoane (IU), en el diario El español . “Es un ataque a un monumento histórico, también fue trasladado a camarero en un bar local, interrogado el 10 de noviembre por El país . Si alguna vez atrapamos al que hizo esto, ¡tendremos que sacudirlo con fuerza! «

READ  Lionel Messi, virtual Pichichi de LaLiga

España, tierra de restauración

Nunca se podrá encontrar al enigmático restaurador de Castronuño. Según los expertos en patrimonio enviados al lugar por la arquidiócesis, el depósito de las distintas capas de cemento identificadas en la Iglesia de Santa María del Castillo sería antiguo y data de unos veinte años. La operación pasó completamente desapercibida. Por el contrario, otras restauraciones desastrosas que también han sido noticia en la prensa española en los últimos años. El más famoso se refiere a la masacre, en 2012, del lienzo de un Ecce Homo del siglo XIX.y siglo; conservado en una iglesia de Borja (Zaragoza), el cuadro había sido repintado audazmente por un restaurador aficionado de 81 años. Más recientemente, el alto relieve de una pastora que adorna un edificio art decó de la ciudad de Palencia (Castilla y León) no se ha librado del generoso cincel de su iluminado restaurador.

La prolongada discreción de las “reformas” llevadas a cabo ilegalmente en Santa María del Castillo demuestra la falta de atención que se le ha dado a esta iglesia, observa el alcalde del municipio. “La iglesia acumula deficiencias, enfatizó Enrique Seoane al El español. Hay goteras en el techo, grietas en algunas paredes, gran desgaste en la piedra y también en el ladrillo de la sacristía ”. El estado general de degradación del edificio exaspera profundamente al representante local electo. “Los monumentos registrados en el BIC deben beneficiarse de una protección que vaya más allá del papel. la articulación (Equivalente en español de los consejos regionales franceses, nota del editor) de Castilla y León debe hacer los máximos esfuerzos para que se reparen los defectos del edificio y se conserve la iglesia como se merece.», Martilló. «Esta historia del cemento es una anécdota en sí misma», aún anota con amargura en el diario El país.

¿Cómo explicar que no se hizo nada para preservar esta iglesia patrimonial? Según el alcalde de Castronuño, la avería no está ni más ni menos en la situación del edificio, que no es objeto de obras desde hace casi 60 años. «No se puede hacer nada sin la luz verde de la arquidiócesis y la agencia del patrimonio, por lo que no se ha pagado dinero“, Se enfadó Enrique Seoane, el 10 de noviembre, en una entrevista con El país. Actualmente ocupada restaurando los retablos conservados en el coro de la iglesia, la arquidiócesis confirmó la El español que próximamente se programaría una nueva intervención para consolidar el edificio. Una precisión adecuada para tranquilizar a los defensores de la herencia castellana. Tras los disturbios, las autoridades españolas parecen decididas a no dejar esta historia manchada con cemento cemento.

READ  Los marroquíes, primera comunidad extranjera legalmente establecida en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.