“Perder Arizona, un golpe colosal para Trump”

Phoenix, Arizona. – La hegemonía republicana parece haber llegado a su fin en Arizona, un lugar que no han perdido ante los demócratas desde 1996, cuando triunfó el presidente Bill Clinton.

Pero no solo se habrían llevado los 11 votos electorales que contribuyen a la elección del presidente de la Unión Americana: por primera vez, habrá dos senadores demócratas representando a Arizona desde 1952, para el sólido beneficio del astronauta y piloto Mark Kelly.

La última actualización de datos de la autoridad electoral mantuvo a Biden a la cabeza en el recuento de votos. Está previsto que el recuento finalice la semana que viene.

Para conseguir el candidato demócrata Joe Biden la presidencia por al menos 270 votos electorales, Arizona habrá sido el pase definitivo para llegar a la Casa Blanca, evitando así otros cuatro años de políticas opositoras del actual presidente Donald Trump.

“Perder Arizona sería un golpe colosal para Trump”, dijo a EL UNIVERSAL el analista político Michael O’Neil. “Si Biden alcanza los 270 votos electorales, Arizona aparecerá como factor determinante en la definición de la presidencia de Estados Unidos”.

El experto en investigación de Arizona describe el resultado preliminar como la culminación de un proceso que comenzó en 2012 y que ha transformado progresivamente al estado en uno de los campos de batalla electorales más competitivos de Estados Unidos.

El cambio de un estado absolutamente rojo a morado y ahora azul sería el resultado del cambio moderado en el comportamiento de los votantes en el municipio de Maricopa, el municipio más poblado del estado y que incluye la capital, Phoenix. En esta evolución, la mujer blanca urbana tendría un papel protagonista.

READ  un bebé se ahogó durante un bautismo ortodoxo

“Históricamente hemos sido un estado muy conservador, pero este resultado nos dice que nos parecemos cada vez más al resto del país”, explica.

“También nos dice que el Partido Republicano se ha visto obstaculizado por la tendencia a nominar candidatos cada vez más radicales, que han tratado de proyectar a los demócratas como extremistas, sin éxito, porque es simplemente falso”.

Los sindicatos y las organizaciones que defienden los derechos de las minorías atribuyen el resultado a la movilización masiva de personas de color.

Alejandra Gómez, codirectora de Living United for Change en Arizona (LUCHA), dice que a través de la red, de la que forman parte, movilizaron un ejército de mil voluntarios para obtener el voto multicultural.

Beatriz Topete, vicepresidenta de Unitehere, sindicato que se ocupa de los trabajadores de la alimentación y la hostelería, también destaca el esfuerzo realizado para cambiar la entidad.

“Este es un resultado basado en no sentarse en casa; Decidimos persistir. 400 personas se fueron, algunos tocaron las puertas, otros hicieron autostop y respondieron preguntas; Fue muy difícil que tocáramos más de 20 mil puertas todos los días a temperaturas de hasta 115 grados Fahrenheit. [46 grados centígrados]”, Le dice a este diario.

Dice que el “resultado histórico” es un reflejo de la pandemia, los despidos masivos de trabajadores, la falta de protección social y el liderazgo “fatal” de Trump en la crisis de salud.

“Es una señal de que, cuando salimos a votar, ganamos y no todo el mundo está de acuerdo con los ideales republicanos. Demostramos que podemos tomar el poder y cambiar las cosas si la gente se levanta y sale a votar ”.

READ  Los verdes superan en número a los conservadores de Merkel

Vianey Olivarría, de Chispa, organización que aboga por la justicia climática, dice que la jornada electoral marcó el inicio de una nueva lucha, el rechazo a las políticas de odio como la SB1070 y la determinación de la comunidad latina por superar los múltiples obstáculos existentes para participación cívica.

Dice que el próximo paso será derrocar al gobernador Anthony Duce, quien fue visitado por Trump siete veces durante la campaña.

“Es solo el comienzo de una lucha que debe llevarnos a tomar el poder y lograr el cambio deseado. No podemos dormirnos en los laureles, tenemos que hacer realidad las promesas, la lucha continúa en Arizona ”.

Sostuvo que la movilización se enfocará en promover políticas a favor de los derechos de los migrantes, las mujeres y la protección del medio ambiente, el aire y el agua.

Exigirán frenar la construcción del muro con la frontera con México, por sus impactos en la convivencia entre los habitantes de la frontera y en la flora y fauna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *