Personas mayores en la nueva normalidad, cómo mejorar su bienestar

Dos ancianos y un acompañante pasean por el Paseo del Arga, en la ciudad navarra de Huarte. EFE / Jesús Diges

los Fundación Edad y Vida, Con esta campaña ofrece pautas dirigidas al colectivo de personas mayores para ayudarles a mejorar su bienestar físico y emocional y contribuir a su adaptación a la nueva normalidad.

Como parte de esta iniciativa, un decálogo de recomendaciones que se envió a 31 centros residenciales de toda España.

El objetivo es apoyar a las personas mayores en esta fase de una nueva normalidad y orientar a los profesionales y cuidadores que los cuidan, así como a sus familias.

Durante los últimos meses, el grupo de ancianos ha sido el más vulnerable a la pandemia COVID-19, no solo por el mayor riesgo de padecer síntomas severos, sino también por los problemas emocionales que ha provocado el encierro, la desaceleración y la incertidumbre en la situación actual de una nueva normalidad.

Alimentación saludable e hidratación adecuada

La Fundación Age & Life señala que para mantener el bienestar físico es necesario seguir hábitos alimenticios saludables, destacando la Dieta mediterránea como ejemplo de variada, moderada y equilibrada.

Además, es necesario enfatizar, no solo qué se come, sino también cómo, cuándo, dónde y cómo se hace.

Por otro lado, teniendo en cuenta que esta campaña se inicia en la temporada de verano, con un notable aumento de las temperaturas, la necesidad de mantener un Hidratación adecuada, algo especialmente importante en los ancianos, ya que en ellos disminuye la sensación de sed.

Cabe recordar que la población masculina debe beber 2,5 litros de agua al día y las mujeres 2, aproximadamente; El 20% debe provenir de los alimentos y el 80% del agua y otras bebidas.

READ  Chivas vs Puebla: goles, resumen y videos

Además del agua, otras bebidas como infusiones, caldos, jugos o cualquier otra que aporte agua también pueden contribuir a la hidratación diaria, y se recomienda que sean bajas en calorías y sin azúcares.

Por otro lado, la necesidad de realizar ejercicio físico, adaptando el ritmo de la actividad a la forma física de cada persona y manteniéndonos siempre hidratados.

El ejercicio físico ayuda a mantener la estabilidad emocional y recuperar el nivel funcional después de tanto tiempo en interiores. EFE / Alejandro Ernesto.

Bienestar emocional: rutinas, ejercicios y actividades al aire libre

También se pone especial énfasis en tener una buena salud emocional, utilizando el estado de ánimo para reducir los tiempos de estrés vivido en este tiempo de incertidumbre.

También es importante mantente ocupado y establece rutinas durante todo el día, además de aprovechar la tecnología para mantener un mayor contacto con el medio ambiente.

Estas rutinas diarias, además de reuniones con amigos y seres queridos, incluyen ejercicio físico y actividades al aire libre.

De esta forma, ayuda a mantener la estabilidad emocional y a restaurar, por un lado, el nivel funcional después de tanto tiempo dentro de la casa y con movimientos restringidos y, por otro lado, mejora el estado de ánimo y la sensación de bienestar general.

Por otro lado, exposición al sol En el momento adecuado, con los cuidados adecuados, ayuda a mejorar los niveles de vitamina D, necesaria para la absorción del calcio y el mantenimiento de una buena salud ósea.

Asimismo, este decálogo recuerda que las personas mayores que han estado expuestas al coronavirus, tienen un estado de salud vulnerable o patologías previas, deberían ser más cuidadoso y prudente en la adopción de medidas de protección y prevención.

Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *