¿Podría la microbiota intestinal curarnos?

Esencial para el buen funcionamiento del organismo, la microbiota intestinal nos protege frente a gérmenes patógenos, garantiza la descomposición de alimentos no digeribles, facilita la digestión de azúcares complejos y sintetiza vitaminas B12 o K. Está compuesta por aproximadamente 100.000 billones de bacterias, pertenecientes a especies muchos diferentes. La alteración de la microbiota, o disbiosis, sería la causa de varias enfermedades inflamatorias crónicas.

Por lo tanto, las personas obesas tendrían una microbiota intestinal menos diversa que el promedio. Hoy en día, los científicos están tratando de utilizar estas bacterias como herramienta terapéutica.

En Francia, el trasplante fecal está reconocido como medicamento. Las personas con diarrea causada por Clostridium difficileuna bacteria resistente a los antibióticos, se sometió a un trasplante de heces humanas de un individuo sano para reequilibrar su flora intestinal alterada.

El tratamiento tiene un 80% de efectividad. Actualmente se están realizando ensayos clínicos para probar esta terapia en otras patologías como la enfermedad de Crohn, ciertas formas de autismo y diabetes tipo 2, entre otras.

READ  Haz que la ciencia hable | El Mediapart Club

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.