Descubren que dos sustancias de un árbol mapuche pueden usarse para una vacuna contra el covid-19

Quillay contiene saponinas QS7 y QS21, adecuadas como adyuvantes, uno de los dos elementos constituyentes de la vacuna.

La empresa chilena de biotecnología Desert King descubrió que el árbol mapuche quillay Contiene dos sustancias que podrían usarse para hacer una vacuna contra el coronavirus, informó el canal el viernes. Ola alemana (DW).

Esta empresa desarrolló un proceso para extraer los principios activos de la corteza y madera de Quillaja saponaria – también llamada ‘jabonera’ -, secarlos y luego transformarlos en polvo que venden a la filial británica de la empresa estadounidense Novavax.

«Estimula la respuesta inmune»

“La vacuna consta de dos elementos: el antígeno y el llamado adyuvante”, explicó a DW el director general de Desert King, Andrés González. «El antígeno activa el sistema inmunológico y el adyuvante es el portador del antígeno, que lo introduce en las células, lo que también estimula la respuesta inmune», agregó.

Los científicos han analizado casi 50 tipos diferentes de saponinas de ese árbol e identificaron dos sustancias adecuadas como adyuvantes, QS7 y QS21, que pueden representar un avance en la carrera por el desarrollo de una vacuna eficaz contra la nueva enfermedad.

El 25 de septiembre, la empresa estadounidense anunció que había iniciado un estudio de fase III con una vacuna contra el covid-19, detallando que hasta 10.000 voluntarios entre 18 y 84 años están participando en las pruebas.

Otros usos medicinales

Los científicos descubren un nuevo síndrome relacionado con el covid-19

«Ya estamos produciendo saponinas quillay QS7 y QS21 en cantidades industriales para Novavax», dijo González sin dar una cifra exacta. También dijo que creía que la farmacéutica podría comenzar a producir dosis de la posible vacuna tan pronto como se completaran las pruebas de fase III, es decir, a principios de 2021.

READ  Pesadilla para los bañistas, las medusas representan un tesoro para la ciencia

Los indígenas mapuche conocían desde el siglo XVII la efecto curativo de la corteza y las flores del quillay, que alcanza los 20 metros de altura. De hecho, utilizan sus flores para hacer una infusión que toman como medicamento para tratar enfermedades reumáticas.

También utilizan el extracto de corteza de este árbol como expectorante para enfermedades respiratorias y contra enfermedades del estómago. También utilizan la cáscara para hacer champú natural, cerveza y otras bebidas.

Quillay, algo más que leña

"Todo parece muy alentador": los últimos datos sobre la vacuna rusa Sputnik V "causan una gran impresión" en 100 médicos estadounidenses

“Búhos, zorros y serpientes encuentran un hábitat natural en nuestras plantaciones de quillay”, explica González, enfatizando que “todos son depredadores naturales de roedores, como ratones o ratas, transmisores del hantavirus”. El director de la empresa también advierte que el árbol se ha visto afectado en los últimos años por las sequías registradas en Chile.

Por su parte, el investigador René Carmona asegura que, a medio y largo plazo, el objetivo de la empresa es incrementar el contenido de los tipos de saponinas de relevancia farmacéutica, que hoy ronda el 6%, destacando que es «un valor extraordinariamente alto».

“El hecho de que una empresa farmacéutica internacional utilice esta sustancia en el desarrollo de una vacuna nos ayuda a difundir el valor de este árbol”, enfatiza Carmona. «Esperamos que la gente reflexione y deje de convertir el quillay en leña», concluyó.

¿Lo encontraste interesante? ¡Deja tu opinión en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.