Carta abierta de African Voices of Science a los líderes africanos

Aunque África representa casi la mitad de las muertes mundiales por enfermedades transmisibles, África subsahariana representa solo alrededor del 1% de la producción científica mundial. Esta situación es inaceptable.

Hoy, 615 millones de africanos no tienen suficiente acceso a una atención médica de calidad. Combinado con el aumento catastrófico de los costos de la atención médica, esto está llevando al continente a su punto de quiebre. Necesitamos urgentemente una mayor proactividad y una mayor responsabilidad por parte de los gobiernos africanos si queremos abordar nuestro creciente déficit de salud y responder rápida y eficazmente a las futuras amenazas para la salud.

Hoy, en Forum Galien Afrique, hacemos un llamado a los gobiernos, agencias multilaterales y empresas para que aumenten urgentemente las inversiones en I + D en salud con el fin de mejorar la calidad y la asequibilidad de nuestros sistemas de salud. Como científicos, solicitamos las siguientes acciones:

1. Fortalecer el acceso a los datos de salud pública África está plagada de información errónea sobre la importancia de la ciencia, la innovación y la I + D. Esto tiene consecuencias perjudiciales en la lucha contra el COVID-19, ya que aumenta la renuencia a vacunarse e impide el desarrollo y adopción de nuevas herramientas y la eficacia de la vigilancia de enfermedades. Por lo tanto, hacemos un llamado a los líderes africanos para que inviertan para que los datos de salud más importantes sean accesibles a 1200 millones de ciudadanos africanos a fin de abordar la crisis de desinformación que es un obstáculo para la buena salud en el continente.

2. Invertir localmente en capacidades científicas y productivas A pesar de la naturaleza global de la pandemia, las soluciones desarrolladas a escala global no son universales ni se pueden aplicar coherentemente a regiones como África. Es cada vez más evidente que los países con una infraestructura de innovación bien establecida responden a las crisis de manera más rápida y decisiva, y que invertir en el desarrollo de estas bases es crucial para diseñar soluciones efectivas. Son los africanos quienes saben cómo resolver los problemas más grandes del continente y, como tales, necesitamos líderes que inviertan en laboratorios, infraestructura y tecnologías locales para garantizar que podamos responder de manera efectiva a las amenazas actuales para la salud y el futuro de nuestras comunidades.

READ  Richard Lewontin, el hombre que hizo evolucionar la evolución

3. Invertir en educación Para tener éxito en la solución de la crisis sanitaria de África, es fundamental invertir en el futuro, y la educación es la piedra angular de este objetivo. Debemos capacitar a la próxima generación de científicos y asegurarnos de promover las comunidades desatendidas, especialmente las mujeres, para permitir su representación en todos los niveles. Los líderes africanos deben aumentar las inversiones en educación y educación para formar la próxima generación de científicos, médicos, enfermeras y profesionales de la salud.

4. Ampliar el acceso a medicamentos esenciales y vacunas COVID-19 destacó la importancia de aumentar el acceso a medicamentos de calidad y destacó la escasa inversión en I + D para diagnósticos médicos, ya que la capacidad de desarrollar y fabricar pruebas se distribuye de manera desigual en todo el mundo. Los expertos africanos deben estar a la vanguardia del desarrollo de nuevas soluciones de prueba que satisfagan nuestras necesidades y estén conectados digitalmente al sistema de salud para respaldar las vías de tratamiento y fortalecer la vigilancia de enfermedades. Organizaciones como la Agencia Africana de Medicamentos (AMA) también buscan fortalecer los marcos regulatorios para ampliar el acceso a medicamentos efectivos, seguros y de calidad para todos. Los líderes africanos deben comprometerse con la AMA y otros marcos regulatorios si queremos tener éxito en transformar la accesibilidad de la atención médica en el continente.

5. Ampliación de la transformación digital La historia de África ha demostrado que las crisis pueden conducir a cambios transformadores, y la crisis del COVID-19 no fue una excepción. Debido a la pandemia y las estrategias de distanciamiento social, hemos visto una aceleración en la transformación digital de África, que anteriormente estaba atrasada. Pasado el año, no se puede negar la importancia de los datos y la vigilancia para orientar los recursos y adaptar nuestra respuesta a la enfermedad. Para lograr un sistema de atención de la salud eficaz, los gobiernos africanos y el sector privado deben seguir invirtiendo en tecnología e innovación digital.

READ  Animación que muestra la increíble velocidad de la luz en el Sistema Solar.

6. Fortalecimiento de la cooperación científica regional COVID-19 ilustró la necesidad de cooperación entre países y regiones, así como la incapacidad de una sola nación para garantizar su seguridad sanitaria por sí misma. Es imperativo que los gobiernos africanos se conviertan en campeones de la cooperación regional, que no solo mejorará el conocimiento científico, sino que también promoverá el desarrollo sostenible en el continente. La creación de redes científicas y la facilitación del acceso a la información científica también serán fundamentales para construir una base sólida de investigación africana integrada en la comunidad científica internacional. En los últimos años, colectivamente hemos logrado enormes avances y generado innovaciones que prepararán mejor a África para futuras epidemias y nos permitirán hacer frente a los desafíos sanitarios actuales. Se acerca la fecha límite para los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 2030. Si queremos lograr la equidad sanitaria mundial en los próximos ocho años, es imperativo que África invierta en I + D sanitario específico. Tenemos una necesidad inmediata de cooperación, inversión y acción por parte de nuestros líderes; El futuro de África depende de ello.

Signatarios: Dra.Carol Benn – Especialista en enfermedades mamarias, Sudáfrica – Profesora Elizabeth Bukusi – Jefa de investigación, Instituto de Investigación Médica de Kenia (KEMRI) – Profesor Abdou Salam Fall – Coordinador del Laboratorio de Investigación de Transformación Económica y Social (LARTES – IFAN), Senegal – Profesora Glenda Gray – Presidenta y directora ejecutiva del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica (SAMRC) – Profesor Christian Happi – Profesor de la Universidad de Biología Molecular Redeemers, Nigeria – Dra. Neema Kaseje – Cirujano, Médicos Sin Fronteras, Kenia – Dr. Clement Meseko – Nacional Instituto de Investigación Veterinaria, Jos, Nigeria – Profesora Georgina Odaibo – Jefa del Departamento de Virología, Universidad de Ibadan, Nigeria – Profesora Samba Sow – Directora de CVD Mali.