En Sciences Po Grenoble, “Mme D.” contraataque tras el informe del inspector general

El apaciguamiento está todavía muy lejos, en Sciences Po Grenoble, dos meses después de la publicación del informe de la inspección general de educación, deporte e investigación (Igésr), encargado por la ministra de Educación Superior, Frédérique Vidal. Tras el hallazgo, el 4 de marzo, en las paredes del Instituto de Estudios Políticos (IEP) de carteles acusando a dos profesores de “fascismo” e “islamofobia” -ubicados en redes sociales por estudiantes-, los inspectores generales realizaron una investigación, cuyas conclusiones, entregadas el 8 de mayo, sorprendieron a Anne-Laure Amilhat Szary, una de las protagonistas del caso, llamada “Sra. D.” Sobre el informe.

Hechos: Sciences Po Grenoble: investigación abierta tras cargos de islamofobia contra dos profesores

Necesitamos retroceder unos meses para comprender cómo llegamos allí. El 7 de diciembre de 2020, este profesor de geografía, director de Pacte, el laboratorio del CNRS en ciencias sociales vinculado al IEP y la Universidad de Grenoble-Alpes, publicó un comunicado de prensa, estampado con el logo de la universidad, para tomar el estrado de un becario. historiador, miembro de Pacte, que se involucra en un violento intercambio de correos electrónicos con un profesor alemán, cuyo nombre, Klaus Kinzler, será colgado el 4 de marzo en las paredes de Sciences Po. recurrir al concepto de “islamofobia”. Mientras que el investigador de Pacte justifica el uso de un “Concepto heurístico utilizado en las ciencias sociales”, El Sr. Kinzler rechaza vehementemente la publicación del término junto con las palabras “racismo” y “antisemitismo” en el título de un debate programado en el IEP con motivo de la Semana de la Igualdad y Lucha contra la Discriminación.

READ  ¿La leche de almendras es más ecológica? Si y no | Ciencia | Noticias El sol

En este comunicado, la dirección del laboratorio de investigación acusa al profesor alemán y considera que “Negar, en nombre de una opinión personal, la validez de los resultados científicos de un colega y de toda la zona a la que pertenece, constituye una forma de acoso y un violento ataque moral”.

“Terrorismo intelectual”

La Inspección General acusa a la “Sra. D.” tener “Dramatizó la polémica al situarse en el campo del cuestionamiento de la investigación en ciencias sociales” y poner “Todos los maestros del IEP en una situación de tener que elegir su campamento”. Recomienda en su contra una citación disciplinaria para entrevista con sus superiores (el decano de la universidad y el decano del CNRS), en presencia del director del IEP, “Para recordarte solemnemente tu rol como director del laboratorio, que no te autoriza a firmar un comunicado de prensa por delegación del decano de la universidad ni a interferir en la gestión de recursos humanos en el IEP”. Como sanción, una “La notificación por escrito al interesado de las faltas que cometió en este lamentable caso quedará depositada en su expediente administrativo”, abordar el informe.

Tienes el 62,9% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *